El juzgado termina la investigación del crimen del Cash Record y ve "serios indicios" de que el procesado sea el asesino

|

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Lugo --antiguo juzgado de instrucción-- ha concluido la investigación del doble crimen del Cash Record, sucedido hace 27 años en el polígono de O Ceao (Lugo), en el que fallecieron tiroteados una cajera y un reponedor del establecimiento, y atribuye al procesado "serios indicios" de participar en los asesinatos.


En un auto con fecha del 23 de noviembre, acuerda remitir el sumario a la Audiencia Provincial. La jueza indica que, de las diligencias practicadas, se desprende: "La existencia de serios indicios racionales de criminalidad, que permiten, con la provisionalidad propia del momento procesal en el que nos encontramos, atribuir al procesado su participación en la comisión de dos delitos de asesinato, un delito de robo con violencia en las personas y un delito de tenencia ilícita de armas".


Además, destaca que fueron practicadas "cuantas diligencias se han estimado necesarias para la comprobación del delito, participación que ha tenido el procesado y las circunstancias que en su comisión han concurrido".


El juzgado desestimó el pasado mes de septiembre el recurso interpuesto contra el auto que procesaba al único investigado por el doble crimen. En esa resolución, la jueza destacaba que los hechos no están prescritos, ya que en 2013 se emitió un auto en el que se acordó la intervención de las comunicaciones telefónicas del sospechoso.


Además, señaló que desde su primera declaración como investigado, en diciembre de 1996, hasta la actualidad "en ningún momento se pidió el sobreseimiento o archivo de las actuaciones respecto a su persona, ni se cuestionaron las diligencias practicadas en el sumario, por lo que no es incongruente mantener el procesamiento".


El auto recoge que se deben emplazar a las partes en un plazo de 10 días en la Audiencia Provincial de Lugo. De este modo, la causa se queda a un paso de la apertura de juicio oral contra el investigado.


CASO

Estos hechos se remontan a un atraco sucedido el 30 de abril de 1994, sobre las 20,00 horas, en las instalaciones del Cash Record de O Ceao. Una cajera, Elena López, y un reponedor, Esteban Carballedo, fallecieron tiroteados en el robo. El autor del crimen abandonó el establecimiento con un botín de 5 millones de pesetas (30.000 euros).


El investigado por esta causa, al que las familias de las víctimas señalan desde hace años como responsable, es un hostelero de Burgos que, en el momento de los hechos, regentaba un bar en la Rúa Nova de la ciudad de Lugo.  

El juzgado termina la investigación del crimen del Cash Record y ve "serios indicios" de que el procesado sea el asesino