Sigue la tensión en el seno de la Policía Local tras una reunión sin avances

Agentes de la Policía Local, durante la protesta de ayer en María Pita
|

Afuera, en una plaza de María Pita llena de charcos, se oían con claridad los pitos y las bocinas de los agentes municipales mientras en el interior se desarrollaban las conversaciones entre el Gobierno local y los representantes sindicales de la Policía Local. Era la primera reunión en varias semanas y ha venido precedida de una fuerte campaña de protestas por parte de los agentes, que demandan el correcto cobro del plus de peligrosidad, así que había ciertas expectativas en ella. Pero después de dos horas, ninguna de las dos partes anunció avances: mañana se reunirán de nuevo. Probablemente.


Fuentes municipales se limitaron a describir el encuentro de ayer como una de las “reuniones periódicas con los sindicatos” que mantiene el Gobierno local a través del teniente de alcalde y concejal de Personal, José Manuel Lage. Desde la parte sindical reconocen que estuvo “dialogante, dentro de su línea”. Conviene recordar que el edil ha recibido varias pitadas de los manifestantes que se concentran diariamente delante del palacio municipal e incluso han llegado a silbarle cuando estaba sentado en una de las terrazas de María Pita, sin olvidar otra protesta durante un acto en el que participó el concejal de Empleo, Jesús Celemín.


“Los ánimos se mantienen altos”, advirtieron. Aunque el diálogo fue intenso, y se tocaron muchos puntos, y aunque que el hecho de que se hayan vuelto a sentar en la mesa de negociaciones es una buena señal, el colectivo espera avances después de una campaña de protestas que pronto cumplirá 150 días sin resultados y que les ha llevado a negarse a realizar horas extra, lo que pone en peligro los dispositivos especiales como los de Navidad. “Hacemos nuestro trabajo como siempre, pero no hacemos mas”, aclaró al respecto un agente.


Peligrosidad

La principal reivindicación de los agentes tiene que ver con el plus de peligrosidad. Exigen que se cobre conforme al “sentido común”. Es decir, que los agentes que están en la calle cobren más y los mandos que estén en el despacho, menos. Manuel Freire, presidente de la asociación profesional del 092 y delegado del sindicato CSI-CSIF había recordado que la demanda fue aprobada en pleno que se celebró en 2019, con el voto de los socialistas, y que ahora se trata solo de dar cumplimiento a esa decisión.


El Gobierno local había hecho algunas concesiones en lo que se refiere al turno de noche. Tradicionalmente, a los agentes que trabajan en ese turno se les compensa con más días libres, y el Gobierno local estaba dispuesto a aumentar esa compensación. Pero hay muchos temas sobre las que tratar que todavía están sobre la mesa en la que se volverán a reunir mañana.

Sigue la tensión en el seno de la Policía Local tras una reunión sin avances