La ciudad dedica una placa para recordar a las víctimas de los accidentes de tráfico

Un momento del descubrimiento de la placa
|

A Coruña quiso recordar ayer a las víctimas de los accidentes de tráfico. Lo hizo en el tercer domingo de noviembre, la fecha marcada por las Naciones Unidas como Día Internacional de las Víctimas de la Violencia Vial. Para ello, entre otros actos, se descubrió una placa que permitirá recordar cada día a las personas fallecidas en las carreteras y la Torre de Hércules tomó un color rojo al anochecer.


El concejal de Movilidad, Juan Díaz Villosalada, junto a la subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas, miembros de la plataforma Stop Accidentes y representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, participaron en el descubrimiento de la placa en la avenida de Salgado Torres, al lado de la estación de autobuses y de las propias dependencias de la Concejalía, que desde ahora recordará a las víctimas de los accidentes de tráfico.


Tras el acto en la zona de Cuatro Caminos, Villoslada y Rivas se trasladaron hasta el entorno de la Torre de Hércules junto a varios miembros de la plataforma Stop Accidentes, que fueron los que hicieron la solicitud para que el faro romano se iluminase ayer por la noche de color rojo para recordar a las personas fallecidas en las carreteras. 

La ciudad dedica una placa para recordar a las víctimas de los accidentes de tráfico