El Remanso ultima sus preparativos para su reapertura el próximo año

El Remanso, futuro centro juvenil, ya está terminado, a la espera de su equipamiento | pedro puig
|

Después de meses de obras, la antigua cafetería de El Remanso está prácticamente terminada, y lista para afrontar su nueva etapa como centro polivalente juvenil. De hecho, la semana pasada el Gobierno local sacó a licitación su equipamiento, por valor de más de 50.000 euros, para que pueda comenzar su nueva andadura el próximo año convertido ya en el pabellón juvenil de la plaza de José Toubes.


Es una reapertura largamente esperada. La remodelación estaba pendiente desde octubre del 2014 y fue proyectada por el PP por 1,2 millones de euros. La Marea Atlántica rechazó el proyecto y redujo el presupuesto a algo menos de la mitad pero no llegó a ejecutarlo. Esa responsabilidad le correspondió al Gobierno de Inés Rey, como muchos otros proyectos de los fondos europeos Eidus.


En total, son 423.270 euros los que se han invertido en esta obra, de la que se están dando los últimos retoques en el interior y en las jardineras del exterior.


Contra el botellón

Con el objetivo de ser un espacio que ofrezca alternativas de ocio saludable para los jóvenes, este pabellón contará un espacio para los jóvenes con dotaciones tecnológicas de última generación. Habrá cañones de proyección, equipos para crear y desarrollar espacios musicales, instrumental informático y aplicaciones de internet.


Abajo, en el sótano, será el lugar al que la juventud acuda a trabajar o estudiar. “No será un aula de estudio al uso. Aquí podrán debatir, trabajar en grupo y hacer trabajos en común”, había señalado la concejala de Servicios Sociales, Yoya Neira, durante su vista en el mes de mayo, ya avanzadas las obras.

El Remanso ultima sus preparativos para su reapertura el próximo año