Los comerciantes, en contra de la distribución de las luces de Navidad

Luces de Navidad en la avenida de Hércules, en Monte Alto | pedro puig
|

La distribución de las luces de Navidad ha generado consenso en las asociaciones de comerciantes. La indignación y el enfado con el Ayuntamiento está en boca de todas ellas, y es que hay una frase que se repite: “No nos han hecho ni caso”.


Monte Alto, Ciudad Vieja, Elviña, Os Mallos, Castrillón..., ninguno de estos barrios aprueba la disposición del alumbrado. Además, la Federación Unión Comercial Coruñesa, que engloba a todas las asociaciones de la ciudad, recalca que el malestar es general.


“Las luces son escasas en todas partes, además de poco navideñas”, indica José Luis Boado, presidente de la FUCC. El que es también presidente de la Agrupación de Vecinos y Comerciantes de Monte Alto dice que, en este barrio, “el Gobierno local se había comprometido a llevar el alumbrado más allá de la avenida de Hércules, hacia el mercado, pero no lo han hecho. Están incumpliendo lo que nos prometieron y no sabemos para qué se nos llama si no hacen ni caso”. Boado, al igual que los representantes de otras asociaciones consultados, coincide al señalar el culpable de la mala distribución: “Infraestructuras –dirigida por Juan Díaz Villoslada– es quien lleva el asunto. Con Comercio –de Diana Cabanas– tenemos una excelente relación y tendría que ser la concejalía con el control”, añade.


El presidente de la Asociación Elviña 2 Fases, Leandro García, define como “insuficiente” la iluminación del barrio: “Echo en falta mayor comunicación entre asociaciones y Ayuntamiento”. Lo mismo ocurre en Os Mallos. El presidente de Distrito Mallos, José Salgado, considera que “hay muchas calles que necesitan luz todo el año y ahora que llega la Navidad, siguen sin estar iluminadas. Todos los años lo mismo”.


Adolfo López, de Aceca, afirma que en la Ciudad Vieja este año hay incluso menos luces. “No tiene sentido apostar por la peatonalización y que las calles con más decorados sean las grandes avenidas de coches donde no hay comercios”.

Los comerciantes, en contra de la distribución de las luces de Navidad