El Extremadura ejerce su derecho a la huelga y el Depor se lleva los tres puntos

El estadio de Riazor se abrió solo para empleados del Depor y periodistas/Quintana
|

Los jugadores y cuerpo técnico del Extremadura han ejercido su derecho a huelga por los impagos en que ha incurrido el club de Almendralejo y no se han presentado al partido de la Primera Federación que tenían que disputar este domingo al mediodía ante el Deportivo en el Estadio Abanca-Riazor.


El campo coruñés, ante la previsión de huelga, no ha abierto sus puertas para los aficionados, sí para los jugadores, entrenadores y otros empleados del conjunto local, así como para periodistas y gráficos.


A la espera de que el colegiado del partido, el canario Lucena Perdomo, levantara acta con la incomparecencia del Extremadura, en el césped se entrenó el único jugador de baja en la plantilla, Jorge Valín.


El entrenador, miembros de la secretaría técnica, algunos consejeros y el secretario del Consejo de Administración, el abogado Miguel Juane, dialogaron en el terreno de juego mientras se decretaba la suspensión del partido.


El Extremadura, que adeuda varias mensualidades a sus jugadores, perderá el partido por 3-0 y, además, con sanción de tres puntos y multa económica.


En el caso de incurrir en una nueva incomparecencia, el conjunto de Almendralejo será expulsado de la Primera Federación, categoría de bronce del fútbol español.


El cuerpo técnico del Deportivo, con Borja Jiménez al frente, dispuso una sesión de trabajo para sus jugadores una vez consumada la suspensión del partido.

El Extremadura ejerce su derecho a la huelga y el Depor se lleva los tres puntos