La RAG confía en recibir la biblioteca de Pardo Bazán que sigue en Meirás

El acto se celebró en la RAG y en él intervinieron el director de Filatelia de Correos y el presidente de la institución | Quintana
|

La Real Academia Galega (RAG) apuesta por “xuntar toda a Biblioteca de Emilia Pardo Bazán” en su sede coruñesa, la residencia “vilega” de la escritora, en la calle Tabernas de la ciudad, y recibir los volúmenes que aún permanecen en As Torres de Meirás.

Así lo expresó el presidente de la institución y director de la casa museo, Víctor F. Freixanes, durante el acto de presentación del sello conmemorativo del centenario de la muerte de la autora de “Los Pazos de Ulloa”. Una edición especial que acaba de salir a la calle con una tirada de 160.000 con la que Correos rinde tributo “a esta muller literaria e pensadora, considerada unha adiantada ao seu tempo na reivindicación dos dereitos da muller”, explicaron desde la compañía, representada en el acto por su director de Filatelia, Jordi Escruela.

En la RAG están depositados “os mobles, enxoval, documentos, o arquivo e a meirande parte da súa biblioteca, e agora agardemos poder recibir o resto que está en Meirás e poder xuntar a biblioteca toda, para que solicitamos a cindición de Ben de Interese Cultural (BIC), que é unha manera de protexela”, intervino Freixanes. Esta declaración afecta a un total de 10.855 libros, de los cuales 7.883 están custodiados en la sede de la Real Academia Galega, mientras que 2.972 continúan en el interior de As Torres de Meirás, según indicó en su momento la Consellería de Cultura.

Desde la RAG sostienen que además de “os argumentos afectivos”, la voluntad de reclamar el patrimonio bibliográfico de la intelectual “responde a un criterio técnico”, ya que se estaría rompiendo “o principio de unidade ”y complicaría “o estudo do conxunto e as investigacións sobre Pardo Bazán, ademais de rachar o corpus pardobazaniano”, indicó en su día la RAG, tras conocer la posibilidad de recuperar los fondos de Meirás. 

La RAG confía en recibir la biblioteca de Pardo Bazán que sigue en Meirás