El Depor, con número primo de victorias

El cancerbero coruñés solo ha encajado cinco goles, después de la disputa de las diez primeras jornadas ligueras | rcd
|

El Deportivo lidera la clasificación del Grupo I de la Primera RFEF empatado a 20 puntos con hasta tres equipos más (Unionistas, Racing de Ferrol y su próximo rival, la UD Logroñés) y el pasado domingo logró ante el Zamora su séptimo triunfo del curso.

Una victoria cimentada en dos pilares que están siendo fundamentales en esta campaña: la portería y la defensa. Bajo palos Ian Mackay, que volvió este año a la que fue su casa y donde debutó, no ha podido tener mejor regreso.



Vuelta soñada


Después de haber sido nombrado la campaña pasada como el mejor portero de Segunda, el cancerbero coruñés es el indiscutible titular bajo palos, solo ha encajado cinco goles y se muestra cada jornada como un seguro atrás.

El portero herculino no ha tenido excesivo trabajo en estas primeras diez jornadas, aunque sus paradas ya han dado puntos.

Unos reflejos felinos que han evitado tantos de los rivales y que han conseguido dejar su portería a cero en cinco de esas siete victorias.

El arquero ha demostrado una gran capacidad de concentración, ya que el Depor ha tenido partidos en los que ha dominado durante muchas fases y minutos, pero cuando el peligro ha acechado la portería blanquiazul Mackay siempre ha respondido.

Además, demostró ante el Zamora su poderío por alto y no dudó en elevarse en varios centros laterales y saques de esquina para atrapar el esférico y alejar el peligro.


EL DETALLE
El central Lapeña tuvo, por necesidades del equipo, que ejercer de lateral 



Una fiabilidad que el Deportivo agradece y que convierte a los herculinos en un equipo complicado de batir.

Además, la prolongación de la portería es una línea defensiva en la que se han ido asentando jugadores y se han ido subsanando problemas derivados de las diferentes lesiones.En el lateral derecho, ante las bajas de Jorge Valín, Trilli y Benito ha acabado por asentarse en esa demarcación Víctor García, un extremo reconvertido en carrilero, que está rindiendo a un gran nivel. Mientras, en el carril zurdo Héctor Hernández, de los pocos supervivientes del curso pasado, le está ganando, por el momento, la partida a Diego Aguirre.

En el centro de la zaga se ha ido asentando la pareja formada por Adrián Lapeña y Jaime Sánchez, tras superar este último sus problemas musculares.

En el caso de Lapeña ha demostrado una gran versatilidad, llegando incluso a ejercer de lateral derecho.

A portería y defensa, con casi siempre los mismos actores, se une el resto de un equipo que está funcionando a la perfección, aunque cambien las piezas empleadas.

En el único ‘debe’ el poco protagonismo de algunos jugadores como Menudo o Calavera, con minutos ante el Zamora.

Y tras diez jornadas siete victorias, número primo, para cerrar un inicio prometedor. 

El Depor, con número primo de victorias