El volcán de La Palma aumenta la emisión de lavas muy fluidas

Efectivos de la UME y del Ejército de Tierra durante las tareas de limpieza de la ceniza | luismi ortiz (efe)
|

El volcán de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, registró en las últimas 24 horas una elevada emisión de lavas muy fluidas desde el foco emisor del flanco noroeste del cono principal, que continúan alimentando a las coladas, en especial a las zonas de colada 3 y 9, y aunque en menor medida, a la 1.


El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, indicó en rueda de prensa que la colada 3 es actualmente la que está generando “mayores problemas”. En el día de ayer discurrió hacia el sur y se abrió en una zona llana, y ahora mismo se encuentra a unos 290 metros de la costa.


En cuanto al resto de zonas de colada, se siguen monitorizando y prácticamente no se han movido. No obstante, Miguel Ángel Morcuende advirtió de que en un momento dado puede volver a cambiar la morfología del cono y hacer que el flujo lávico vuelva a empujar estas coladas.


Por otro lado, Morcuende señaló que la lava que está saliendo del volcán está discurriendo por las coladas que se abrieron el sábado y por coladas anteriores, haciendo que crezcan en altura. De hecho, resaltó que la zona de colada 1 tiene una altura superior a los 30 metros en muchos tramos.


La superficie afectada hasta el momento por la lava alcanza las 963,73 hectáreas, lo que demuestra el daño que está produciendo el volcán, sobre todo por la cantidad de zona habitada y cultivada que recorre la lava. La anchura máxima entre coladas se mantiene en 3.000 metros.


Además, los datos obtenidos por el satélite Copernicus indican que 2.708 edificaciones/construcciones se han visto afectadas, de las cuales 2.562 han sido destruidas y 146 en riesgo. La superficie de cultivos afectada por la lava se sitúa en 279,88 hectáreas, de las cuales más de la mitad siguen siendo plataneras (156,7), 58,76 de viñedo y 23,82 de aguacate.


El director del Pevolca destacó que la tasa de emisión de dióxido de azufre (SO2) en el penacho lleva casi cinco días descendiendo, aunque la cantidad sigue muy elevada, por lo que “no sería algo que fuera una magnífica noticia. Estamos esperando otra cosa”, indicó Morcuende.


Añadió, también, que hubo un problema importante en cuanto a las partículas en suspensión, que se ha notado de forma abundante en los Llanos de Aridane, donde en el día de ayer se superó el umbral diario de partículas PM10, así como en Tijarafe y Puntagorda. 

El volcán de La Palma aumenta la emisión de lavas muy fluidas