Los coruñeses ponen a punto las tumbas de sus seres queridos para el Día de Difuntos

Varias personas limpian nichos en el cementerio de San Amaro | pedro puig
|

Es evidente que el Día de Difuntos es una fecha reservada en el calendario para recordar a los familiares y demás seres queridos que, aunque ya se han ido, continúan presentes. Además de las reuniones y comidas familiares, una de las tradiciones es visitar los cementerios para rendir homenaje a aquellas personas que, pese a haber fallecido, siguen formando parte de nuestras vidas.

En los últimos días, ha sido habitual ver a muchas personas preparando y acondicionado las tumbas y nichos en los que permanecen los restos mortales de sus familiares. Aunque es una práctica que ha de hacerse de forma habitual durante todo el año, no cabe duda de que el Día de Difuntos es una fecha señalada para que esta tarea adquiera una importancia aún mayor.



En perfectas condiciones


Así, con las tumbas perfectamente acondicionadas, se espera, como cada año, una gran cantidad de visitas a los cementerios, y la mayoría de personas aprovecharán también para renovar las flores que adornan los nichos, colocadas con mucho mimo.

Por todo ello, los principales cementerios de la ciudad, como San Amaro o Feáns, tuvieron durante las últimas horas más visitas de lo habitual, ya que son muchos los que lo han querido dejar todo preparado para que el Día de Difuntos todo se encuentre en perfectas condiciones.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que son muchos los coruñeses que tienen que hacer este tipo de visitas a lugares ubicados fuera del propio municipio, pues un gran número de personas tiene a sus familiares enterrados en las aldeas o lugares de origen, fuera de la urbe herculina.

Este año, a diferencia del anterior, no existen restricciones de movilidad, lo que hará que la situación sea similar a la que se vivía antes de la pandemia. Fueron muchos los que hace doce meses no pudieron visitar las tumbas de sus seres queridos al estar en otro ayuntamiento. 

Los coruñeses ponen a punto las tumbas de sus seres queridos para el Día de Difuntos