Regina Giménez, en la galería Vilaseco

|

regina Giménez ( Barcelona, 1966) presenta en la galería Vilaseco el proyecto” “ Oh Be A Fine Girl, Kiss Me”( Sé una buena chica, bésame) frase creada por el astrónomo Henry Noris Russell, sobre las letras ABAFGKM, con las cuales la astrónoma Annie Jump Cannon ordenaba los astros, desde los más calientes a los más fríos. Sirviéndose de esta clasificación y de las referencias astronómicas que aporta, crea una obra abstracta, basada en patrones geométricos y también en todas las posibilidades significativas que aportan las letras mencionadas para jugar al arte combinatoria y crear palabras y frases, que conectan las abiertas sugerencias del pensamiento humano con el espacio infinito y sus millones de galaxias. Juega, así, a una forma personal de constructivismo que bebe de algún modo de la búsqueda de las formas puras del suprematismo de Malevich, del neoplasticismo de Mondrian y del minimal art, tendencias en todas las cuales es importante la seriación ordenada de formas y colores; a su vez, las aportaciones lingüísticas pueden relacionarse con el estructuralismo y la pintura sígnica. Sus representaciones gráficas son, pues, como diagramas en los que establece relaciones entre el espacio de fondo,- que puede ser negro profundo o blanco-, y puntos, líneas, letras y figuras geométricas, con preferencia, el círculo, de tamaño variable. Nos lleva así, desde las inmensidades cósmicas de materia oscura ,tachonada de incontables puntitos de luz que hablan de lejanías de vértigo, a la serie formada por grandes telas de tono gris claro que penden del techo y que titula “Iremos al sol”, donde repite la forma del círculo, en blanco, rojo, amarillo, naranja o azul, en algunos casos rodeados por irradiadores rayos, como en los dibujos infantiles. El universo de lo simbólico, que es una característica del pensamiento y del lenguaje humano, está siempre presente en sus creaciones y, si en su muestra de 2017 era la arquitectura funcional de los años 50 la que la inspiraba, ahora, en un salto cuántico, se ha abierto hacia las incitaciones de las inmedibles lejanías del cosmos que nos acoge. También ha invitado a jugar con estas sugerencias a diversas personas del ámbito cultural gallego, sirviéndose de la siglas OABAFGKM, de donde salieron palabras como oito, barco, fuxitivo, kamikaze, karma, malfadado, etc y frases como “ olla ben a fuxitiva galaxia kamikaze morrer” ou “ oiches ben as frase gravadas, kafkiana miña?” , las cuales alumbran de insinuaciones poéticas sus espacios estelares. Pero, sobre todo, le han servido para componer una serie de cinco obras sobre papel donde dispone las palabras y textos, sobre el fondo blanco, un tanto a la manera de los caligramas de Apollinaire; de modo que nos hace ver un perfil antropomorfo, estrellas, diagonales e incluso el mapa de la provincia de A Coruña. Nos lleva, pues, de viaje, por todos los posibles y los imposibles del gran misterio de la vida y de las magnitudes cósmicas que la rodean y del no menos grandioso enigma del lenguaje humano.

Regina Giménez, en la galería Vilaseco