A Coruña se impregna de pop, indie y ballet en la nueva normalidad

Aitana presentó las canciones de su “11 Razones” ante el público coruñés | javier alborés
|

No habían pasado ni 24 horas desde que la nueva normalidad se estrenaba en Galicia –tras levantar la Xunta el estado de emergencia derivado del covid-19– cuando A Coruña ya se convertía en un hervidero cultural con propuestas de altura para todos los gustos. Si Aitana y su pop triunfaban en el Coliseum,.Delaporte conquistaba el Palexco y los bailarines del Ballet Nacional Ruso brillaban en el Palacio de la Ópera, en el que interpretaron “El Lago de los Cisnes”.


Después de que sus 3.000 entradas se agotasen en apenas tres horas a la venta no es de extrañar que la llegada de la extriunfita Aitana a la ciudad generase incluso colas de tráfico. Vestida de elegante camuflaje, la catalana llevó su pop fresco y melódico del álbum “11 Razones” al escenario del Coliseum. Con un sonido que por momentos es más contundente y tira hacia el pop rock, el repertorio hizo las delicias de los fans, que, aunque sentados, con distancia y mascarilla, pudieron disfrutar de las nuevas canciones de Aitana, junto con antiguos éxitos revisitados con nuevos arreglos.


Y si el pop triunfaba en el Coliseum, el indie lo hacía en el escenario de Palexco, al que se subió Delaporte, dentro de los “Directos Vibra Mahou”, junto a dani. El toque animado y electrónico de Sandra Delaporte y Sergio Salvi y la dulce voz de la cantante dejaron el mejor sabor en una ciudad ávida de volver a vivir los conciertos como antaño.


Y en dos sesiones los 45 bailarines del Ballet Nacional Ruso, todos unos referentes mundiales, dirigidos por Serguey Radchenko presentaron en el Palacio de la Ópera uno de los grandes títulos de Tchaikovsky “El Lago de los Cisnes”.

A Coruña se impregna de pop, indie y ballet en la nueva normalidad