A tortas por culpa de los avales

|

en esto del secesionismo cada uno va por su lado. Tras volverse medio locos después de que el Tribunal de Cuentas no aceptara los avales ofrecidos por la Generalitat (tiene narices que valiera avalar con dinero público lo que unos caraduras sustrajeron del erario público), se han puesto manos a la obra para evitar los embargos a los treinta altos cargos que están imputados. Mientras ERC ya ha aportado algo más de dos millones de los cinco que hacen falta, Puigdemont se queja de que nadie de los republicanos ha hablado con él y que lo suyo es conseguir el dinero para librarlos a todos. Lo dicho, que no se pueden ver delante. FOTO: Carles Puigdemont | aec

A tortas por culpa de los avales