El Depor se divierte con un juego bidireccional

El técnico da instrucciones a sus jugadores en la sesión | pedro puig
|

La preparación para los encuentros se suaviza a dos días del partido. Es la sesión que más disfrutan los deportivistas, con alguna sorpresa por parte del cuerpo técnico en la programación semanal.


Ayer, tocó un ejercicio bidireccional. Cuando Borja Jiménez pronunció esa palabra, les dejó boquiabiertos, no era para menos. Después, surgieron las risas y la explicación. Por parejas, disputaron partidos simultáneos de una especie de futbol-pádel (aunque sin jugar con las paredes). La red era un obstáculo a modo de caja entre las dos duplas de futbolistas. En él tenía que rebotar el balón para pasar al campo contrario, pero las parejas también podían invadir la zona del otro equipo y cruzar el balón (siempre rebotando en el cubo), de ahí lo de la bidireccionalidad, el término que causó furor en Abegondo en una mañana que empezó fría, con menos de seis grados, y que después cogió temperatura en el césped con el ejercicio físico y el sol calentando.


En ese ejercicio disfrutaron los deportivistas. Brillaron parejas como la formada por los campeones juveniles Trilli y Noel López. Se lo pasaron pipa Miku y Héctor Hernández y, en general, todos disfrutaron de la propuesta del cuerpo técnico basada en la habilidad técnica del futbolista.


Un juego que además de desarrollar el toque y la creatividad de cada integrante de la plantilla, porteros incluidos, también ayuda a fomentar el buen ambiente dentro del grupo.


El ánimo podría estar ‘tocado’ después de tres partidos sin ganar, con dos derrotas y un empate, pero las sensaciones que transmitió el equipo en el campo, sobre todo en los dos más recientes, les permiten afrontar la siguiente cita de la temporada desde la confianza para intentar retomar el camino de la victoria en el encuentro que les medirá en el municipal de Riazor al San Sebastián de los Reyes.

El Depor se divierte con un juego bidireccional