El Ayuntamiento tratará de abrir la playa de Bens el próximo verano

Una recogida de basura en Bens hace un año organizada por la asociación Simbiose | pedro puig
|

La concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, anunció recientemente que la playa de Bens será objeto de una actuación para que la primavera-verano de 2022 pueda ser empleada por el público. Se considera que las aguas de Bens están contaminadas por la proximidad de la industria pesada de la zona, así como de las plantas de reciclaje, pero Fontán lo niega. “Hemos estado haciendo analíticas del agua y, bueno, no todos los días salían muy bien, pero esperábamos unos resultados peores, sinceramente. Nos ha sorprendido”.

Pero no depende del Ayuntamiento abrir al baño Bens, sino de Demarcación de Costas del Estado. “Es quien tiene la competencia, pero tendríamos que realizar una remoción de la arena: aspirar toda la porquería que tiene y recolocarlo todo”, reconoce. Sin embargo, Fontán considera que merece la pena. “La playa no puede ser más bonita”, señaló.

Además, Bens podría estar llamada a convertirse en la primera playa canina de la ciudad, a decir de Fontán, ella misma una declarada amante de los perros. “Muchas personas nos lo piden. Estamos pensando que, como tiene un entorno muy verde, propio para el paseo, sería el lugar idóneo para estar con los perros y que los animales estuvieran más sueltos, así que podrían disfrutar de ese ambiente verde y azul”, explicó.

Desde el uno de junio del año pasado ya no es posible para los dueños de los perros pasear a sus mascotas por los arenales coruñeses, como habían podido hacer durante la cuarentena. Lo que sí está claro es que no se permitirá el acceso a los perros en los arenales en verano debido a la ordenanza, que el Ayuntamiento no tiene intención de cambiar, de ahí la idea de convertir Bens en una playa ex profeso para animales y sus dueños.



Recogidas


Debido a la contaminación que padece esta playa, es el escenario de muchas recogidas de basura, cuando se celebran efemérides como el Día Mundial de los Océanos.

Durante una de las últimas citas José Manuel Barros, presidente de Mar de Fábula, señaló: “É unha das máis contaminadas

de Galicia porque ten unha contaminación específica muy grande”. Barros destacó los “enormes volúmenes” de textiles de retales de tela que son recogidos en el arenal por parte de los voluntarios. Ya son once las veces que han llegado a limpiar la pequeña playa y en Mar de Fábula están convencidos de que una playa limpia es compatible con la actividad industrial. 

El Ayuntamiento tratará de abrir la playa de Bens el próximo verano