Casado exige a Sánchez "ir detrás" del juez Llarena y el Supremo para traer a Puigdemot a España

|

El líder del PP, Pablo Casado, ha exigido este viernes al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, "ir detrás" del juez Pablo Llarena y del Tribunal Supremo para traer al expresidente catalán Carles Puigdemont y que sea juzgado en España. Según ha recalcado, el Gobierno debe hacer "todo lo posible para que la Justicia española sea respetada".


Así se ha pronunciado Casado en la quinta jornada de la Convención Nacional del PP que se celebra en Cartagena (Murcia), un día después de que el juez Llarena haya remitido un escrito al Tribunal de Apelación de Sassari (Italia) en el que señala que la euroorden contra Puigdemont está vigente e insta a que se entregue al expresidente catalán a las autoridades judiciales españolas.


Casado, que ha compartido mesa con el expresidente de México Felipe Calderón, ha subrayado que el Tribunal Supremo "sigue intentado que se haga cumplir la ley en Europa y se pueda entregar a un delincuente fugado por dar un golpe a la legalidad".


"Cuando un juez del Supremo está diciendo que prevalezca la sentencia del Tribunal Supremo y la instrucción, el Gobierno tiene que ir detrás de la Justicia española. Pido hoy al presidente del Goiberno que haga todo lo posible para que la Justicia española sea respetada en Europa", ha enfatizado. 


"HACER LO POSIBLE POR CUMPLIR SU PALABRA"

Además, el líder de los 'populares' ha reclamado a Pedro Sánchez que "haga todo lo posible para cumplir su palabra y traer de vuelta a Carles Puigdemont, que es un delincuente fugado y en busca y captura por el Tribunal Supremo de España".


A su entender, esté en Alemania, Bélgica o Cerdeña el expresidente de la Geenralitat "tiene que volver" a España para "ser juzgado por el Tribunal Supremo de España".


"Eso también es seguridad jurídica y cotiza en Bolsa porque si no se cumplen las sentencias en materia penal ¿quién las va a cumplir en el orden mercantil o quien va a hacer que no te expropien los beneficios como pasa con las cuestiones de la luz y las contrarreformas del Gobierno", ha proclamado.


CASADO PIDE HACER REFORMAS PARA NO SER RESCATADOS
Por otro lado, Casado ha elogiado la gestión de Gobierno que hizo en México Felipe Calderón y ha señalado que "lo primero es el Estado de Derecho". Además, ha defendido hacer reformas para que haya competitividad económica. A su entender, en España hay que hacer reformas "pronto" sin "esperar a ser rescatados" como, a su juicio, le está pasando ahora a España.


Además, el presidente del PP se ha se ha comprometido a que cuando gobierne el Partido Popular, España volverá a tener una presencia internacional "pujante" para estar con las democracias y no con los "regímenes dictatoriales" y los que "fomentan el populismo" en Latinoamérica.


En su turno, Calderón ha detallado las reformas que llevó a cabo en su mandato y que, según ha dicho, llevaron a más crecimiento y a reducir la criminalidad porque había una "violencia brutal en el país". Sin embargo, ha asegurado que ahora con el nuevo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de nuevo "está cayendo en las garras de la delincuencia que tanto costó erradicar".


CALDERÓN VE A CASADO PRESIDENTE DEL GOBIERNO
Además, ha defendido su actuación en la etapa final de Gobierno de "cerrar el déficit público" y de "agresiva liberalización económica" porque ya habían "pasado la crisis" y no querían que "reventara" la economía. Según ha admitido, eso tuvo un coste político pero fue una actuación "responsable".


Calderón ha compartido la tesis de Casado de que con Estado de Derecho se puede crear crecimiento económico y ha recordado lo que sufrió México con la crisis financiera de Estados Unidos, que llevó a su país a desplomarse. Según ha dicho, en casos como ése hay que tomar "decisiones rápidas" como hará cuando gobierne Casado, ya que, a su entender, "pronto" será presidente de España.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.