El volcán de La Palma ha entrado en fase efusiva, con menos explosiones

|

El portavoz del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), David Calvo, cree que el nuevo volcán de La Palma ha entrado en una fase efusiva, lo que quiere decir que tendrá menos explosiones y el cono principal tendrá menos protagonismo, de forma que la expulsión de la lava, que ahora es más viscosa, se concentra en una boca que está fuera del cono.


La nueva lava es de tipo hawaiano, más fluida y con mayor capacidad para moverse, ha indicado a Efe David Calvo, quien ha añadido que esto era algo esperable.


La nueva lava sale de un cráter pequeño, de una boca que emite menos ceniza y menos piroclastos que el centro emisor principal y aunque le cuesta formar su propio cono, echa un chorro "impresionante" de lava, ha afirmado el portavoz del Involcan.


En esa boca siempre ha salido lava más fluida, pero a última hora de la tarde del lunes empezó a vomitar lava sin parar, ha comentado David Calvo.


Que la lava sea más fluida hace que tenga más capacidad de movimiento y de ocupar terreno, y como es menos densa se moverá menos forzada, no hará los "murallones" de su predecesora y al ser más rápida se facilitará la llegada al mar.


La nueva lava se ha solapado con las coladas anteriores pero también intenta progresar, aunque como va en dirección a la pendiente los brazos que intentan separarse terminan por unirse, ha manifestado el portavoz del Involcan.


Esta nueva lava tiene el camino más fácil al ir sobre coladas anteriores.


También ha destacado que, en algunas coladas, las temperaturas están en torno a los 1.300 grados centígrados en zonas expuestas, con lo que dentro puede estar por encima de los 1.000 grados centígrados durante "mucho" tiempo.

El volcán de La Palma ha entrado en fase efusiva, con menos explosiones