Tímida jornada de reapertura de las barras en la hostelería coruñesa

Un cliente toma un café en una barra de una cafetería | quintana
|

El nuevo protocolo para la hostelería ya está vigente desde ayer pero la prudencia reinó en el sector, donde la reapertura de las barras no es todavía una opción en una gran mayoría de locales. Estas ya pueden utilizarse en los establecimientos que cumplan más requisitos de los establecidos por la normativa covid, de acuerdo con el plan de hostelería segura que se aplica desde ayer.

“Vamos a esperar más o menos quince días para poder usar las barras. De momento no estamos dispuestos porque no tenemos muy claros los requisitos”, asegura Xabi Barral, propietario de La Barbería.

Una decisión compartida en otras zonas de la ciudad, como Os Castros, donde la confusión en varios bares ha llevado a mantener las cosas como estaban hasta ahora. Las normas son claras: la apertura de la barra se dará cuando se pueda mantener la distancia interpersonal de 1,5 metros con otros usuarios. El consumo tendrá que ser individual o dos personas si son convivientes.

Si esta distancia con los trabajadores no se puede garantizar, se recomienda que los clientes en la barra mantengan la mascarilla correctamente colocada. Se trata de una apertura para los establecimientos que cumplan las exigencias del nivel dos, frente a un nivel con menos requisitos.



Dos tipos de condiciones


Los locales de tipo uno tienen, con este plan, las siguientes condiciones y requisitos: interior al 50%, exterior al 75% de aforo; distancia de 1,5 metros entre mesas, exposición pública de aforos; medidor de CO2 con notificaciones como máximo cada 4 horas; mascarillas quirúrgicas para el personal y dos horas de formación de protocolos covid para el personal.

Por su parte, en los locales del tipo dos se aumentarán las exigencias ya que deberán contar con un medidor de CO2 que haga anotaciones constantes. También deberán disponer de mascarillas FFP2 para el personal que lo requiera; deberán hacerse pruebas diagnósticas cada siete u ocho días y habrá un registro de clientes en los restaurantes.

La distancia interpersonal será de 1,5 metros (entre comensales, y no entre mesas como en el nivel uno). En este caso los aforos serán del 75% en interior y del 100% en exterior.

Sobre el certificado covid, los hosteleros consultados prefieren no dar declaraciones de momento, ya que la noticia les cogió por sorpresa a última hora del martes y todavía no tienen claro si será beneficioso o no. Hay que recordar que esta fue una medida que, antes de ser tumbada por la Justicia, se había pactado entre las propias asociaciones de hostelería y el Gobierno autonómico. Pero claro, la situación era diferente y la vacunación no estaba tan avanzada. 

Tímida jornada de reapertura de las barras en la hostelería coruñesa