La violencia puede volver a Cataluña

Manifestación en Barcelona | aec
|

La mesa de diálogo entre el Gobierno y los separatistas parece haber servido, por lo menos, para calmar los ánimos de los independentistas, que han guardado los pasamontañas y las piedras, algo que las calles de Barcelona han agradecido. Sin embargo, hay un importante sector del secesionismo que no parece muy contento con este nuevo talante más tranquilo. Desde la CUP apuestan por retomar el bloqueo de las infraestructuras catalanas para demostrar que siguen “asoballados” por el estado español. Usan imágenes de la toma del aeropuerto del Prat para su campaña. Veremos lo que pasa al final.

La violencia puede volver a Cataluña