La Xunta decomisó en diez años más de 1,3 millones de kilos de marisco

Quintana y Rueda (centro) acudieron ayer a la dársena de Oza | patricia g. fraga
|

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la conselleira do Mar, Rosa Quintana, pusieron ayer en valor la colaboración entre el Servicio de Guardacostas de Galicia y la Policía Autonómica en la lucha contra el furtivismo, una suma de esfuerzos que permitió incautar más de 260.000 aparatos empleados para la actividad marítimo-pesquera ilegal y decomisar más 1,3 millones de kilos de distintas especies entre 2010 y 2020.


El Gobierno gallego levantó más de 41.400 actas de presunta infracción entre los años 2010 y 2020 



Estos son los resultados de alrededor de 151.000 inspecciones en este período, que derivaron en el levantamiento de más de 41.400 actas de presunta infracción. Así lo destacaron Rueda y Quintana en la dársena coruñesa de Oza, de donde partieron a bordo de la patrullera ligera de la Xunta “Punta Seixo Branco” y comprobaron algunas tareas conjuntas de inspección que realizan el Servicio de Guardacostas y la Policía Autonómica.



Competencia desleal


Alfonso Rueda destacó que este trabajo conjunto permite luchar contra el furtivismo y evitar la venta de productos del mar fuera de las vías legales de la comercialización, que ejerce competencia desleal a los profesionales que viven de la pesca y el marisqueo, además de velar por la salud de los consumidores.

En el caso de la Policía Autonómica, recordó que esta tarea a través del Equipo de Respuesta Policial (Erpol), se suma la otras que lleva a cabo este cuerpo de seguridad como la lucha contra los incendios o la protección de las víctimas de violencia de género, así como el control del cumplimiento de las medidas de prevención adoptadas ante el covid-19 o el refuerzo de la seguridad en este Xacobeo 21-22.


Quintana recordó que Galicia es la única comunidad de España con un servicio propio de guardacostas 


Por su parte, la conselleira do Mar agradeció a los guardacostas y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado su trabajo conjunto y coordinado en la lucha contra la actividad ilegal en el ámbito marítimo-pesquero y destacó los esfuerzos del Ejecutivo autonómico en la erradicación del furtivismo. A esta colaboración que Guardacostas y Policía sellan de manera anual la Xunta destinó un total de 680.000 euros entre 2010 y 2020.

Quintana recordó que Galicia es la única comunidad autónoma de España en contar con un servicio de guardacostas propio y que es una de las apuestas blindadas del Gobierno gallego para avanzar en la lucha contra los furtivos y contra la contaminación marina. 

La Xunta decomisó en diez años más de 1,3 millones de kilos de marisco