Los embalses gallegos

|

Galicia tiene un serio problema con su cuenca hidrológica, la que desagua en los embalses de nuestra geografía que están bajo mínimos de caudal sin que haya explicación al respecto. De cuales son las causas reales, se pueden intuir algunas y todas van en la misma dirección, la especulación posible de aprovechamiento excesivo en la energía eléctrica producida por estas centrales, a bajo costo y a un precio de mercado que nubla la vista, en torno a 120 euros megavatio, vamos si es así, una verdadera bicoca para las eléctricas asentadas en Galicia, pero, pagan sus impuestos en otras comunidades.

Aparte de ser un problema, es una preocupación más de las administraciones en lo que está sucediendo con estos embalses gallegos de la cuenca del Miño y Sil, conviene seguir su desarrollo y los motivos de cómo se ha llegado a esta situación de sequía en los embalses, quizás, una producción desmedida en obtener energía eléctrica de las hidroeléctricas, a precio muy económico y verter la carga al mercado, a cambio de un suculento beneficio, esto que sucede debe ser puesto en claro para beneficio de Galicia.

Las centrales eléctricas más importantes tienen su sede en Madrid y Bilbao, donde pagan sus millonarios impuestos de sociedades y Galicia se ve expoliada de su riqueza acuífera, sin percibir nada a cambio, no puede ser que el país gallego exporte su riqueza a otras regiones, sin recibir compensación alguna. Tiene que haber una contrapartida que corrija este desfase, siendo las regiones no productoras, las que se lucran de lo que Galicia exporta.

Los embalses gallegos más afectados son As Portas, Cenza, Salas y Belesar, a estas alturas, están prácticamente secos, cuando esto nunca antes había sucedido, hay que aclarar los motivos de la especulación y poner, por parte de la administración, los controles precisos, para que estas cosas no vuelvan a repetirse, Belesar, en Lugo, Salas, en A Limia, Portas y Cenza, los tres últimos en Orense, con una capacidad actual de entre el 27 y el 15%, lo que se traduce en un incomprensible vaciado de las presas en el aprovechamiento hidroeléctrico ¿Acaso hay especulación, debido al alto precio que adquirió la energía eléctrica en los últimos meses, sin aparente sentido?

Se precisa de medios y medidas para investigar y averiguar las causas de semejante expolio, conocer sus motivos, ayudará a que esta situación no se vuelva a repetir, cuando a estas alturas los embalses debían estar, entre el 62 y 67%. El tema se antoja delicado y habrá que deponer responsabilidades, si las hubo, por dolo o negligencia en la administración del bien público del agua y ¿Qué sucedió? Hasta llegar a este calamitoso punto.

Esperemos que se aclare esta situación, para evitar aprovechamientos indebidos de la cuenca hidroeléctrica gallega en beneficio empresarial y en detrimento de Galicia.


Los embalses gallegos