La historia de las fuentes y estanques más representativos de A Coruña

Fuente-estanque de Pucho Boedo
|

El estanque del Millenium tiene por base unos cien metros de extensión y en su centro se levanta el popularmente conocido “Pirulí”, como “Millenium” a efectos oficiales. Se trata de un obelisco de cristal holandés, en cuyos paneles se recogen diversos pasajes de la historia de la ciudad, cuyo puzzle lo conforman 174 piezas talladas por artesanos holandeses en aquel país. Su potencia de iluminación es de 53.100 vatios y dispone de 142 puntos de luz, siendo su peso de más de veinte toneladas.


Este obelisco se inaugura el 1 de enero de 2001 por el entonces alcalde Francisco Vázquez, siendo su arquitecto Antonio Desmonts Basilio y el diseño artístico corrió de la mano de Gerardo Porto Montoto.

Es una lástima que este obelisco se encuentre aislado en una explanada que podía albergar algún parque en un paraje tan apropiado para ello, cosa que sería del agrado del visitante que allí se acerca bajo los rigores del calor del verano, lo que contribuiría a un mejor recreo de la magnífica vista que desde aquel lugar se aprecia, con la inmensidad del mar por medio y la majestuosidad de la Torre de Hércules al fondo, todo un privilegio para el que sepa captar la hermosura del momento que se presenta desde aquel lugar.

Fuente del Parque Europa


Una fuente-estanque, cuyo conjunto aprovechó el desnivel del terreno en el cual se levantó a espaldas del centro cívico de aquel parque.


Consta de cuatro alturas, todas ellas en forma de cascada. La inferior alberga unos peces hechos a manera de puzzle de azulejos en colores vivos, los cuales parecen jugar saltando sobre la corriente, realizado al estilo del escultor y pintor catalán Miró, o inspirado en la obra que Gaudí realizó en el Parque Güell de Barcelona. Su conjunto con una frondosa vegetación está en armonía con aquel apacible entorno, el cual se haya cuidado y es un lugar de visita obligada para muchos vecinos y también de esparcimiento.


Fuente de Pucho Boedo

Se levantó en memoria del cantante coruñés. Se trata de un estanque realizado de forma triangular que contiene en su interior hasta 17 chorros de agua. El mismo está configurado con piedra adoquinada y rematado con losetas de granito; la escultura del artista está realizada en cuerpo entero, el cual formó parte del famoso grupo musical Los Tamara.


Esta figura se alza sobre una peana en la cual se apoyan cuatro círculos de granito y sobre el último se alza de forma majestuosa el busto del artista, quien porta un micrófono en su mano derecha y al pie del círculo reza la siguiente inscripción: La Coruña a Pucho Boedo 1991. La fuente de Salvador de Madariaga por su parte, se trata de un amplio estanque levantado de forma irregular. En el centro del mismo se encuentra una pequeña rampa en donde se puede leer el nombre de este genial escritor universal, así como la fecha del 12-10-1991.


Al inicio de la rampa sobresalen catorce chorros potentes de agua que lanzan al líquido a diferente altura y sobre la base del pedestal se halla la figura a cuerpo entero en bronce de Madariaga, quien porta un libro sobre su mano derecha, mientras que la mirada la mantiene fija sobre el horizonte tocado con un sombrero. A su espalda se levanta un mural de hormigón con los relieves de unas figuras humanas envueltas de la bandera estrellada de la Unión europea, mientras que en el otro se aprecia un jinete a caballo y en la parte inferior derecha se puede leer lo siguiente: “Puede afirmarse que donde no hay libertad no hay Europa. Europa se realiza así misma. En la medida en que se realiza la libertad”.


Sobre ambos lados del estanque sobresale una especie de gradas que se usan como bancadas. Este conjunto se sitúa en una amplia plaza que viene a ser un punto de reunión y esparcimiento de las gentes que residen en el lugar, así como de los visitantes que observan aquella colosal plaza con la monumental fuente y su cascada.


Fuente de Pablo Iglesias

Un conjunto con figura principal, Pablo Iglesias. A su derecha se encuentra una fuente estanque realizado de forma irregular. El autor de la obra es Manuel Ferreiro Badía. Sobre este conjunto escultórico formado por siete figuras pétreas en la que resalta Pablo Iglesias, rodeado de las demás a medio acabar, todas posan sobre el suelo de granito.


El estanque contiene en el centro cinco potentes chorros de agua, cuyo fondo es de mampostería y dispone de una gran pantalla como mural que rodea al conjunto de planchas de granito sin trabajar, colocado en una amplia plaza revestida de adoquín en su mayor parte, que la hace complicada para el tránsito peatonal en general.


Santiago Casares Quiroga

De trazado irregular, los autores de la obra Antonio Desmonts Basilio y José Castiñeiras. Un homenaje realizado al ilustre coruñés que llegó a ser en el período de la II República Española un destacado Político.

La escultura se realizó a cuerpo entero en granito. A su espalda se levanta un monolito de igual material sin pulir; a la derecha sobresale un gran estanque realizado en cemento y revestido de piedra, dos estanques a diferente nivel.


Uno, superior que contiene doce potentes chorros de agua, y otro inferior al cual cae el agua en forma de cascada violenta. Al fondo como cortina destaca una pared de cemento que hace de mural. Se trata de una fuente estanque muy amplia y con extraordinaria fuerza de agua en un entorno bien cuidado de la ciudad de La Coruña.

La historia de las fuentes y estanques más representativos de A Coruña