A Coruña vive su jornada más calurosa del verano sin llegar siquiera a los 28 grados

Las playas se llenaron gracias al soleado día | pedro puig
|

A Coruña vivía ayer su jornada más calurosa de la actual temporada estival. Y aunque esto no parezca extraño, de algún modo lo es, porque mientras muchos esperarían que al hablar de record del verano se hablaría de temperaturas sofocantes, el máximo marcado ayer no se acercó siquiera a los 28 grados.


Y aún así fue la más alta del verano. Según la Agencia Estatal de Meteorología, a las 14.20 horas de ayer, los termómetros alcanzaban los 27.2 grados centígrados, el pico de un verano que ha estado marcado por los días de lluvia y unas temperaturas demasiado agradables para el periodo estival.


El banco de datos de Meteogalicia para los últimos dos meses y medio muestran que la anterior temperatura más alta del verano, en el mes de julio, solo se superó ayer por una décima, ya que se alcanzaron en aquel momento los 27,1 grados centígrados.


Pero aunque no sean los máximos esperados para un verano, a muchos le sirvieron para pasar el día en los arenales coruñeses, pese a la amenaza de la pleamar, que recortó buena parte de la superficie de Riazor y Orzán durante la tarde de ayer.


Máximos históricos

Los máximos de este verano están, por el momento, en el margen de los 27 grados, muy por debajo de los picos históricos alcanzados en la ciudad.


El mes de agosto que registró la mayor temperatura fue, según la Aemet, el 28 de agosto el del año 1961, cuando el mercurio se acercó amenazante a los 40 grados, parándose en los 39,6.


En 2006, el 17 de julio se alcanzaron los 34,5 grados, siete más en que en el presente curso. El record de septiembre es todavía más reciente, ya que el 13 de septiembre del pasado 2020 se llegó a 35,4 grados. Para junio, el hito se retrotrae al 3 de junio de 1980, con 34,8 grados.

A Coruña vive su jornada más calurosa del verano sin llegar siquiera a los 28 grados