De la Juan Canalejo al Nuevo Chuac: medio siglo de vida sanitaria

Recreación del futuro complejo hospitalario, tras la reforma proyectada en la actualidad
|

Un día como hoy, 21 de agosto, pero de 1972, Francisco Franco inauguraba la nueva ciudad sanitaria de la Seguridad Social, también conocida por aquel entonces como residencia Juan Canalejo.


En aquel momento, se ponía de relevancia su capacidad de atención, ya que la residencia contaba con entre 500 y 600 camas, a las que se añadían otras 300 del centro polivalente de rehabilitación. A todo esto, se sumaba la escuela de enfermeras, así como la maternidad infantil.


49 años más tarde, ya conocido como Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), vuelve a estar en la primera plana debido a su reforma integral, anunciada a principios del pasado año y cuyos primeros pasos se están tratando de dar en la actualidad, que derivará en un complejo hospitalario de mayor tamaño y en el que se pretenden invertir en torno a los 400 millones de euros.


En el momento de la inauguración, por parte del dictador, quien destacaba también la ubicación privilegiada del complejo, frente a la ría, destacaba que el centro contaba con tres bloques diferenciados. A los dos ya mencionados se sumaba un tercero, de consultas externas.


El primer director de la nueva ciudad sanitaria, que acompañaba al dictador y al ministro de Trabajo durante la inauguración, era Armenio Alves, quien también dirigió aquella primera Escuela Fememina de Ayudantes Técnicos Sanitarios (ATS).


Pionero

Por el camino, con remodelaciones de por medio, lo que hoy conocemos como Chuac se convirtió en un hito de la medicina a nivel gallego, destacando también a nivel nacional e internacional.


Cabe recordar que el complejo, que hoy en día es referente en materia de injertos, fue partícipe del primer trasplante cardiaco realizado en la comunidad, datado en 1991, con el doctor Juffé como principal protagonista de la intervención.


El nivel en esta materia es tal, que el pasado 2020, el centro fue el segundo de todo el país en el que se realizaron un mayor número de trasplantes cardíacos, 29, además de ser el cuarto con una mayor actividad trasplantadora.


El nivel de adaptación e investigación se ha dejado ver también en este último año y medio, marcado por la pandemia, en el que el complejo ha introducido innovaciones como el seguimiento de los pacientes en vivo para las familias, al no poder acompañarlos, así como, a través del Inibic, que en el Nuevo Chuac se incluirá en el complejo, con su actividad de detección de carga viral en aguas residuales, iniciado en abril de 2020 y replicado por otras ciudades y comunidades.


Reforma integral

Tras varios años hablándose de la necesidad de más recursos y espacios, en enero de 2020, el presidente de la Xunta hacía oficial la reforma integral del complejo.


El resultado será el llamado Nuevo Chuac, en el que se invertirán unos 400 millones de euros para ampliar su superficie hasta los 224.000 metros cuadrados, aumentando la capacidad de servicios como las Urgencias o integrando ese labor de investigación (del Inibic) dentro del centro.


El complejo se expandirá desde su ubicación, tratando de mejorar también las conexiones, y sus primeros pasos se están empezando a dar, tratando de adjudicar ya los primeros contratos.

De la Juan Canalejo al Nuevo Chuac: medio siglo de vida sanitaria