La primera ola de calor del verano llega a su máximo con previsiones de alcanzar los 46 grados

Un chimpancé come fruta congelada este sábado en el Zoo de Barcelona/EFE/Alejandro García
|

La primera ola de calor del verano ha llegado este sábado a su punto más alto, con máximas y mínimas por encima de lo normal: las altas temperaturas han puesto en alerta roja a 16 provincias, tras una noche en la que se han registrado, al inicio, valores por encima de los 34 grados en Madrid o Sevilla.


Si bien la situación mejora mañana domingo, este sábado está marcado por el calor intenso en buena parte del país, incluido los dos archipiélagos; se han salvado del fuerte calor el área Cantábrica, buena parte de Galicia y zonas del litoral mediterráneo.


La jornada comenzó con un mapa de España teñido casi al completo de rojo y naranja, las dos máximas alertas. Así, en alerta por riesgo extremo de altas temperaturas -la roja- han amanecido 16 provincias, con previsión de llegar incluso a los 46 grados.


Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el valor más alto se podría registrar en la campiña cordobesa, donde las mediciones marcarían por la tarde esos 46 grados. Aunque esta es la previsión para este sábado, ayer, a las 17:10 horas se sobrepasaron los 46 grados también en Córdoba, esta vez en Montoro (46,2 grados); por su parte, la estación meteorológica de la zona del aeropuerto cordobés marcó una máxima de 45,9 grados. Precisamente, esta zona del aeropuerto alberga el récord oficial de temperatura máxima absoluta: 46,9 grados en julio de 2017.


Además de Córdoba, están en alerta máxima zonas de Huesca, Zaragoza, Albacete, Cuenca, Toledo, Lleida, Badajoz, Valencia, Cádiz, Granada, Huelva, Jaén, Sevilla, Madrid y Murcia. En estas el calor no es mucho menor; los termómetros están entre los 40 y 44 grados buena parte del día de hoy.


En total, este sábado están en alerta roja o naranja provincias de 15 comunidades autónomas -incluidas zonas de los dos archipiélagos-, de las que ocho están de color rojo en el mapa.


Fin el martes

El lunes el descenso de las temperaturas continuará en buena parte de la península y Baleares, aunque es probable que todavía se mantengan valores significativamente elevados en Andalucía y el sureste, registrándose el martes un descenso generalizado que dará lugar al final de este episodio de ola de calor.


Desde Protección Civil se recomienda limitar la exposición al sol, mantenerse en lugares bien ventilados, ingerir comidas ligeras y regulares, ricas en agua y sales minerales, beber frecuentemente agua y evitar ejercicios físicos en las horas centrales del día.


Las altas temperaturas traen consigo otro problema: favorecen el riesgo de incendios forestales -el mapa de España también está prácticamente entero en rojo por riesgo extremo-, por eso Protección Civil recomienda prestar especial atención a las normas de la cada comunidad autónoma, evitar tirar cigarrillos, basuras y, especialmente, botellas de vidrio que hacen efecto lupa con el sol. Las negligencias, recuerda este organismo, provocan gran parte de los incendios forestales.


Fruta congelada en el Zoo de Barcelona

El Zoo de Barcelona afronta la actual ola de calor "enriqueciendo" y refrescando los alimentos que da a los animales que viven en este recinto, a los que nutre con comida envuelta en hielo o con helados para afrontar las altas temperaturas y que tengan así "una mayor sensación de bienestar".


En declaraciones a EFE, el director del Zoo, Sito Alarcón, ha explicado que se ha activado para ello "un protocolo que marca toda una serie de pautas y acciones" para ayudar a los animales a afrontar las altas temperaturas.


Por ejemplo, se han refrescado con más frecuencia los patios en los que hay arena, para minimizar el polvo que se puede generar, y el agua de estanques se ha renovado de forma más seguida.


También se ha "enriquecido" la comida, envolviéndola en hielo o sumando a la dieta habitual helados o yogures helados, con el fin de ofrecer "una sensación de mayor bienestar" a los animales y que estos, al mismo tiempo, se puedan hidratar.


De hecho, Alarcón ha matizado que en el Zoo barcelonés son "muy precavidos" y que este tipo de iniciativas ya las aplican "antes" de que se anuncien las olas de calor, "porque para los animales no es lo mismo que para los humanos".


De todos modos, no todos los animales lo viven de la misma manera, pues hay especies, como los leones o los dragones de Komodo, que "se lo están pasando muy bien" en las actuales circunstancias, debido a que están más acostumbrados a estas elevadas temperaturas.

La primera ola de calor del verano llega a su máximo con previsiones de alcanzar los 46 grados