Betanzos presume de plata

La alcadesa de Betanzos, María Barral, junto al flamante subcampeón de la modalidad de K4 500 metros, que fue recibido con un gesto hermoso por un grupo de niños | fotos: Pedro Puig
|

Betanzos se volcó con su hijo más ilustre, Carlos Arévalo, en el regreso a casa del flamante subcampeón olímpico de K4 500, el primer deportista de la historia de la localidad que sube a un podio de los JJOO.

El Concello acogió la recepción municipal, primer acto de homenaje al palista antes de un acto público abierto a los vecinos en la Praza da Constitución, que, por motivos sanitarios, se celebró con un aforo reducido.

María Barral, alcaldesa de Betanzos, indió que “hoxe é un día especial. Un día de emocións, un día de ledicia para Betanzos por recibir aquí, entre nós, na súa casa, ao primeiro medallista olímpico da historia do noso Concello”.

La regidora municipal dio las gracias a Arévalo por levar Betanzos a onde o levaches. Grazas por facernos gozar, brincar, emocionarnos, por facer sentirnos orgulloso do noso, por sentir ese orgullo betanceiro que ti, como nos, sabes tan ben o que significa”

Barral continuó con las alabanzas a uno de los dos gallegos integrantes del K4 500. “Grazas por ser como eres. E grazas, por suposto, por como eres como persoa, persoa en letras maiúsculas, persoa que deixa pegada como puidemos comprobar estes días, con numerosas chamadas ao Concello preguntando por cando facíamos este recibimento, e por como está a plaza, por cómo está Betanzos contigo”.



Hijo Predilecto


Antes de pasar la palabra al homenajeado, María Barral resaltó que “Betanzos ten unha débeda contigo; serás nombrado Fillo Predilecto ademáis de poñer o teu nome a un dos equipamentos deportivos municipais para que lembremos sempre que tí fuches o primeiro de, esperamos e desexamos, moitos máis medallistas olimpicos betanceiros”.

En el acto ciudadano, Arévalo, que fue recibido con los acordes de la emblemática música de la película ‘Carros de fuego’, recordó que “el deporte es vida, es futuro, a mí me ha enseñado todos los valores y me ha hecho la persona que soy”, y lanzó un mensaje a sus paisanos, a los que agradeció su presencia en el homenaje y de los que dijo sentir en Tokio su aliento: “Sólo quiero que sigáis disfrutando y que tengáis mucha suerte en todo lo que os propongáis”. 

Betanzos presume de plata