Tres amistosos por delante para cerrar la preparación

El Deportivo comenzará la semana de trabajo a las 10 horas en Abegondo | quintana
|

La pretemporada avanza y el Deportivo entra hoy en la penúltima semana de preparación antes de que empiece el campeonato ante el filial del Celta de Vigo en el Estadio Abanca-Riazor el último fin de semana de agosto.

Los blanquiazules han superado ya el ecuador de su preparación, que comenzó el 12 de julio tras haber regresado de vacaciones unos días antes para completar las pruebas médicas y físicas previas al trabajo de campo.

Desde entonces, han afrontado numerosas sesiones en la Ciudad Deportiva de Abegondo, también han pisado el césped del Estadio y disputaron cuatro amistosos.

El primero fue, como es tradicional, en A Magdalena ante el Racing Vilalbés, una cita que tuvo que aplazarse unos días por un caso de coronavirus en la plantilla que entrena Borja Jiménez.

En la capital da Terra Chá, el conjunto blanquiazul empezó a mostrar las señas de identidad que ha tratado de inculcar el míster desde el primer día de trabajo en Abegondo. Un equipo dominador, pero con velocidad en las combinaciones y buscando siempre ganar metros para presentarse en el área rival.

Allí, en Vilalba, anotaron uno de los fichajes del equipo, Rafa de Vicente, y otro ‘medio’ fichaje, Miku Fedor, que regresó al Deportivo días después de finalizar su vinculación. En Lugo también encajó en ese primer partido un gol (1-2).

Posteriormente, golearon los blanquiazules al Viveiro (0-4) con las dianas de Alberto Quiles, que marcó por partida doble, Héctor Hernández y el canterano Yago Gandoy.

La exigencia subió un peldaño en el tercer amistoso y llegó la primera derrota con Borja Jiménez en el banquillo. El Deportivo cayó en su visita a As Eiroas ante el Bergantiños (2-1), al que se había adelantado en el marcador con un gol de Alberto Quiles, el tercero del delantero andaluz, que está siendo uno de los grandes protagonistas de la pretemporada en el conjunto deportivista por su trabajo y su olfato.

El pasado domingo tocó el estreno en Riazor delante de la afición blanquiazul con el Teresa Herrera en juego y el trofeo se fue para el Bierzo. Se lo llevó la Ponferradina, aunque el Deportivo se lo puso complicado y logró arrinconarle en los minutos finales cuando entraron Keko y William de Camargo. Miku fue el goleador del conjunto deportivista en ese choque del Teresa Herrera.

El conjunto coruñés afrontó dos días de descanso tras la disputa del Teresa Herrera y retomará los entrenamientos este miércoles, día en el que presentará a Jaime Sánchez.

El cuerpo técnico programó cinco entrenamientos, con una doble sesión mañana, mientras que el sábado se ejercitará a puerta cerrada en el Estadio Abanca-Riazor, donde el domingo, a las 19 horas, se medirá en el antepenúltimo test del verano al Real Madrid Castilla.

Los dos últimos ensayos de pretemporada serán en la penúltima semana de trabajo.

El Deportivo afrontará un amistoso ante el Arenteiro el viernes 20 (19 horas) en el campo de Espiñedo y cerrará la pretemporada con el encuentro que confirmó ayer y que se disputará el sábado 21 (19 horas) ante el Pontevedra en el campo de Vista Alegre, en Ordes.

Con esos dos tres partidos que restan, el Deportivo debe coger ya el tono de manera definitiva para el primer partido de la temporada, que será de alto voltaje, con la visita de un Celta B que la temporada pasada se impuso en el municipal herculino y al que el Depor le devolvió el golpe en la vuelta. 

Tres amistosos por delante para cerrar la preparación