La Policía Nacional identifica a cuatro okupas en viviendas de Os Mallos y Palavea

La Policía Nacional, en la cale Noia/cedida
|

Uno de los fenómenos que ha generado más inseguridad en los últimos tiempos es el de  la ocupación. No por la apropiación irregular en sí, que en la mayor parte de las ocasiones son inmuebles abandonados y vacíos, sino por el comportamiento de los okupas, que genera problemas de convivencia con conflictos y hurtos. 


En un esfuerzo por mantener la vigilancia, la Policía Nacional identificó a cuatro personas durante el fin de semana, según informaron los responsables policiales a la subdelegada del Gobierno, María Rivas.


Los lugares visitados han sido la calle Noia, en Os Mallos, y los edificios de la antigua promoción de Epamar, en Palavea. 


En ambos casos, sus habitantes han generado problemas en el vecindario. Los primeros fueron los de Epamar, que hace un año tuvieron enfrentamientos con algunos vecinos en los que se llegó a las manos. A día de hoy, Epamar está a la espera de ser subastada, y son frecuentes los incendios intencionados.


En la calle Noia viven inmigrantes irregulares norteafricanos, todos muy jóvenes, a los que los vecinos les acusan de pequeños hurtos y de meterse en peleas, normalmente entre ellos, además de otros delitos como robos con fuerza. 

La Policía Nacional identifica a cuatro okupas en viviendas de Os Mallos y Palavea