Los dueños de los inmuebles okupados en el entorno de Peruleiro emprenden acciones judiciales

El número 29 de la avenida de Peurleiro es uno de los inmuebles ocupados | quintana
|

El fenómeno de la ocupación irregular de viviendas tiene varios puntos calientes en A Coruña. Uno de ellos es Peruleiro, donde los vecinos denunciaron los problemas de seguridad y convivencia que provocan estos sujetos, a los que achacan hurtos, agresiones, y peleas, entre otros delitos. Tras recibir varias denuncias al respecto, el Gobierno local decidió reunirse con los dueños de estos edificios, algunos en la propia avenida de Peruleiro y otros en Camino de Pinar, y constató que casi todos han adoptado ya medidas judicial para desalojar a los okupas.

En algunos casos, estas acciones se remontan a más de un año atrás, mientras que en otros casos es reciente. Las fuentes consultadas señalan que se dan diferentes casos: algunos de los okupas habían entrado en la vivienda en régimen de alquiler y luego dejaron de abonar la mensualidad, mientras que otros allanaron simplemente la casa, aprovechando su prolongado estado de abandono. En todo caso, la reunión del viernes, en la que acudieron tanto los dueños de los locales como representantes de varias concejalías (Bienestar Social, Urbanismo, Seguridad Ciudadana) se celebró “en total sintonía”.

En todo caso, no se esperan desalojos inmediatos: cada una de las acciones judiciales que se están llevando a cabo tiene plazos distintos “y hay procedimientos más exprés que otros”. Algunas de ellas son, además, por la vía penal, por lo que serán más rápidas. Mientras tanto, el Ayuntamiento ha comunicado la información a la Subdelegación del Gobierno, dado que es la Policía Nacional la que tiene las competencias principales en Seguridad Ciudadana, en las que recibe el apoyo de la Policía Local.


Desde hace años


Conviene recordar que la zona lleva sufriendo problemas desde hace varios años. La ocupación del número 29 de la avenida de Peruleiro se remonta a 2013, y no solo se trata de este edificio: hay varias casas bajas en Camino de Pinar igualmente ocupadas. Los vecinos sostienen que los incidentes que protagonizan los okupas son graves. Una joven asegura que la agarraron y trataron de llevársela a una de las casas de Camino de Pinar. “Pero un vecino les vio y se enfrentó a ellos”, explica. Más aún que los pequeños robos o las peleas entre ellos (a finales de julio la Policía Local acudió a una llamada por este motivo en la casa de Peruleiro, y no es la primera vez) son estos incidentes los que generan más inseguridad en el vecindario.

La alcaldesa, Inés Rey, había asegurado hacía poco que “el Ayuntamiento hace frente a este problema”. Pero la solución aún se demora. 

Los dueños de los inmuebles okupados en el entorno de Peruleiro emprenden acciones judiciales