Bastiagueiro está de moda: Sunset y Aftersurf, picoteo selecto con vistas a la playa

Las vistas al atardecer desde la terraza de Sunset Bastiagueiro. FOTO: Instagram de Sunset.
|

La playa de Bastiagueiro, en el municipio coruñés de Oleiros, ha sido desde siempre punto de encuentro para los amantes de surf. Su largo arenal, sus olas perfectas y la poca distancia hasta la ciudad la han convertido en referente para los deportistas –y no tan deportistas– de todo el mundo.

Desde hace unos meses, los planes de playa y surf pueden completarse con una oferta gastronómica de lo más variada, gracias a dos establecimientos que han abierto sus puertas y se han consolidado como lugar de encuentro en las inmediaciones del arenal. Se trata de Aftersurf y Sunset, situados cada uno en un extremo de la playa.


Sunset Bastiagueiro (Rúa Fieitos 4, Bastiagueiro, Oleiros. A Coruña)

Este lounge bar abrió sus puertas en abril de este año, dentro de las instalaciones de un antiguo camping renovado. Cuenta con cinco terrazas diferenciadas con diferentes ambientes, incluida una cubierta. Sus espectaculares vistas sobre la playa tienen la ventaja de que, desde esa perspectiva, se pueden ver unos atardeceres espectaculares, de ahí su nombre. En cuanto a la carta, destacan las cocas –una especie de empanada mediterránea, parecida a la focaccia–, los totopos mexicanos o las patatas picantes. Un picoteo selecto que se puede completar con una amplia oferta de cócteles.



After Surf (Avda. Ernesto Che Guevara, 117, Bastiagueiro, Oleiros. A Coruña)

Escuela de surf y skate, tienda, hotel y gastrobar. Así de completa es la oferta en After Surf, un proyecto pionero que ofrece a los amantes del surf y la playa una experiencia redonda. A finales de diciembre abrieron las puertas de su local, que cuenta también con varias terrazas para crear ambientes diferenciados. Pinsa romana, croquetas y bocadillos de todos los tipos destacan en una amplia carta que ofrece opciones para todos los gustos. Desde las opciones más sencillas para picar hasta arroces y woks para comer con un poco más de calma. Todo ello regado por una bodega cuidada, cócteles y cafés ecológicos.




Bastiagueiro está de moda: Sunset y Aftersurf, picoteo selecto con vistas a la playa