Apostemos: qué dirá (y no) Pedro Sánchez este jueves

|

Las cosas parecen ir por buen camino en los datos macroeconómicos. Lo dijo Nadia Calviño tras el Consejo de Ministros del martes y, como no ha tenido suficiente repercusión, lo repetirá Pedro Sánchez este jueves, en su ya tradicional comparecencia ante los medios cuando acaba el curso político. Si, el presidente sacará pecho, apostemos, porque el FMI dice que creceremos más que nadie, porque el paro va a disminuir (previsiblemente) y hasta porque, al final, se aumentará el salario mínimo. Y ya, puestos a apostar por los temas que sacará a relucir el inquilino de la Moncloa, creo que no me arriesgo mucho al predecir que el buen ritmo de las vacunaciones será uno de los asuntos ‘estrella’. Pero la gran apuesta, también seguramente ganadora, es lo que el presidente callará en este repaso a su año de gestión, porque son cosas que tan bien, lo que se dice tan bien, no van.

Si yo pudiese acudir a esta rueda de prensa, como pude hacer en casi todas las ocasiones anteriores (ahora, por ser ‘freelance’ y por las restricciones de la pandemia, no me dejan), naturalmente que preguntaría sobre la mala marcha de las cosas políticas, no acerca de lo bien que se gestiona la economía, cosa que, por principio y a falta de los datos de este otoño, admito, y de la que me alegro, faltaría más. Ya se sabe que ‘good news, no news’, aunque el presidente, claro, intentará, como sus predecesores, sobre todo Rajoy, hicieron, destacar lo positivo y obviar -en lo posible_lo negativo, en la mejor filosofía de Johan Cruyff.

Pero claro, hay mucha tela que cortar en el desastre que es la política española. Desde el inexplicado cese de los más íntimos colaboradores del presidente --¿pero es que no nos va a contar por qué, de verdad, echó a Ivan Redondo?_hasta las consecuencias del enfrentamiento a muerte con los tribunales Supremo, Constitucional y de Cuentas. O sus planes para ese diálogo catalán, ahora que el president de la Generalitat, Pere Aragonés, acaba de dar un portazo al último acto del curso político, la Conferencia de Presidentes Autonómicos de este viernes: ¿de veras piensa Sánchez llegar al fin de la Legislatura, en 2023 o incluso 2024, de la mano de Esquerra Republicana y compañeros del ‘Gobierno Frankenstein’?

Hombre, puestos a ser curiosos, tengo también mucho interés en saber qué piensa el presidente de la brusca marcha de quien fuera su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y qué cree él que va a hacer en adelante el quizá futuro ‘reportero’ que fundó Unidas Podemos. Y ya que estamos, ¿cuál es el futuro de la coalición, sin Iglesias y con Belarra al frente del timón de Podemos y con una Yolanda Díaz que, dicen las encuestas, ya supera en popularidad a su presidente?

Sé que mis compañeros tratarán de sonsacar al jefe del Ejecutivo respuestas dignas de titulares sobre estas y otras muchas cuestiones. Siempre, claro, sin posibilidad de repreguntas, me temo, aunque quisiera creer que el actual secretario de Estado de Comunicación, el flamante Francesc Vallés, tendrá una actuación más profesional y menos hostil hacia los medios que su predecesor. Ya digo: me encantaría que esta sea una comparecencia que merezca portadas, e incluso portadas elogiosas. Pero, como ya vamos conociendo al personaje, me temo que vamos a tener más de lo mismo y que ‘Superman Sánchez’ saldrá volando por los cerros de Úbeda. Lástima; otra oportunidad perdida, y conste que me encantaría equivocarme. Apostemos.

Apostemos: qué dirá (y no) Pedro Sánchez este jueves