El ERTE de Repsol en A Coruña finaliza el 1 de septiembre

|

La Dirección de Repsol ha compartido hoy con los representantes de los trabajadores, en el seno de la Comisión de Seguimiento del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), su intención de proceder a la finalización de esta medida laboral en la refinería de A Coruña el próximo 1 de septiembre, adelantándose un mes a la fecha prevista. Esta decisión también ha sido trasladada a los trabajadores del Complejo Industrial de A Coruña y a distintas autoridades.


Desde que se planteó el ERTE, Repsol ha dejado claro el carácter temporal de la medida y su firme voluntad de revertirla de inmediato en el momento en que las previsiones del mercado mejorasen. Esta firme intención estuvo siempre presente durante la negociación mantenida con los agentes sociales y está reflejada en el acuerdo alcanzado con los representantes de los trabajadores.


El número de personas a las que se aplicó esta medida, de manera discontinua y con distinto grado en cada caso, ha sido de 112. Ningún empleado ha alcanzado el 100% de incidencia en su jornada laboral. Fruto del acuerdo de la compañía con todos los representantes de los trabajadores y refrendado previamente, entre otros conceptos, están percibiendo un complemento que mejora las prestaciones por desempleo hasta alcanzar el 85% de las percepciones brutas.


Las expectativas de mejora de la demanda de combustibles por el incremento de la movilidad y la previsible recuperación parcial del mercado, asociados al avance en el ritmo de vacunación, han permitido tomar esta decisión y anunciar el fin del ERTE en A Coruña con antelación, a pesar de no haberse pro-ducido todavía una plena recuperación de la demanda. La incorporación de los trabajadores en ERTE permitirá preparar las dos unidades sin actividad para su futura puesta en marcha.


En este contexto, Repsol sigue avanzando en sus planes de transformación industrial en A Coruña, en el marco de la transición energética en la que está inmersa desde hace años, y en línea con el Plan Estratégico 2021-2025 de la compañía.


Para llevarlo a cabo, ya ha destinado más de 140 millones de euros en los dos últimos años a la mejora de las instalaciones, a iniciativas para la innovación con proyectos de digitalización y al incremento de su competitividad, como la nueva planta de propileno inaugurada este año, así como iniciativas ambientales y de eficiencia energética centradas en la reducción de CO2. A ello se suman los 126 millones de euros que Repsol está destinando a las nuevas instalaciones logísticas en el Puerto Exterior de Punta Langos-teira, que permitirán la gestión de los nuevos productos y los tráficos de materias primas.


Estos proyectos innovadores son una clara apuesta por el futuro y la viabilidad de este centro industrial, en un contexto retador, marcado por la transición energética y la descarbonización.

El ERTE de Repsol en A Coruña finaliza el 1 de septiembre