Un reconocimiento más que merecido

Un momento de la entrega de la medalla de Ouro de Galicia | efe
|

Si hay alguien a quien la pandemia le ha cambiado la vida es a los sanitarios. Ellos han visto como pasábamos de los aplausos a olvidarnos de ellos, y eso a pesar de que su labor sigue siendo fundamental para conseguir arrinconar a la enfermedad. Por ello, la concesión de la Medalla de Ouro de Galicia al dispositivo de la campaña de vacunación es el reconocimiento mínimo que se merecen estas mujeres y hombres que todos los días dan muestras de una profesionalidad encomiable. Ahora mismo, más de la mitad de los gallegos ya tienen la pauta completa de vacunación y más del 90% de los mayores de cuarenta años están inmunizados con las dos dosis. Todo esto no sería posible sin la entrega y la profesionalidad de estas personas, que todos los días dan una muestra de esfuerzo. Vaya por ellos el homenaje y el respeto de todos los gallegos.

Un reconocimiento más que merecido