A Gaiteira se moviliza para impedir el cierre de la Sociedad Recreativa

La concentración de ayer en A Gaiteira | pedro puig
|

Casi cien personas se concentraron ayer frente al local de la Sociedad Recreativa e Instructiva de A Gaiteira para evitar su cierre por impago del alquiler. El covid ha golpeado duramente a esta veterana entidad que, como señaló hoy la alcaldesa, Inés Rey, no puede recibir subvenciones municipales porque tiene abierto un expediente por la Diputación por unas supuestas irregularidades en otra subvención. Eso significa que puede verse obligada a cerrar por el impago de unos 3.000 euros en alquiler.


Su presidente, Francisco Blanco, explicó ayer el problema que ha llevado a la sociedad a esta situación: según él, la anterior directiva había recibido una subvención de menos de 3.000 euros para acondicionar el baño. Un par de años después, la Diputación decidió hacer una inspección y no pudieron hallar todo el papeleo que justificara el gasto. Blanco recuerda que el funcionario enviado por el organismo provincial dicho que las facturas eran “un poco extrañas” y que los números, “no coincidían”. Era imposible pedir explicaciones al anterior presidente que había muerto ya anciano, así que acabaron en los tribunales.


El fiscal se negó a seguir adelante por considerar el caso poco importante, así que la sociedad recibió una multa que superaba el doble de la subvención (contando intereses, supera los 9.000 euros y algunas fuentes la sitúan en 60.000) y que Banco se niega a pagar, entre otras cosas porque no está de acuerdo.


La portavoz del Grupo municipal, Rosa Gallego, considera que lo que ocurre con la Sociedad de A Gaiteira “es una consecuencia directa de los efectos de la pandemia, similar a la que viven cientos de empresas y autónomos de la ciudad” y critica que el Gobierno local no haga anda. “Es una situación complicada y, con todo el cariño que podemos tener a una sociedad como la de A Gaiteira, no tenemos ni margen de actuación ni responsabilidad”, declaró la alcaldesa.

A Gaiteira se moviliza para impedir el cierre de la Sociedad Recreativa