Una orden de desahucio amenaza con acabar con más de 60 años de historia de la Sociedad Recreativa de A Gaiteira

Foto: Patricia G. Fraga
|

El viernes, la Sociedad Recreativa de A Gaiteira tendrá que entregar las llaves de su local del número 80 de la avenida de Oza. Su presidente, Francisco Blanco, lamenta la situación, pero la entiende: “La deuda es ridícula, de 5.000 euros, y tienen un depósito de 3.000, pero quieren cobrar”. Pero el covid ha herido de muerte a esta sociedad, con más de 60 años de historia, dado que los socios han dejado de acudir al local y, por tanto, de pagar las cuotas. “El covid nos ha golpeado muy duro. Algunos locales han podido mantenerse montando terrazas, y me alegro por ellos, pero nosotros no”, explica. Hoy, a las 20.00 horas se celebrará una concentración frente a su sede con la intención de recabar apoyos para evitar el cierre in extremis.


Para Blanco, es el final de una época: "Fuimos los primeros en tener una televisión, la gente venía a jugar a billar, a escuchar música... Cuando abrimos hace 64 años, los políticos venían aquí a menudo, porque existíamos antes de los centros cívicos. Fraga (Manuel Fraga Iribarne, presidente entre 1990 y 2005) siempre se pasaba por aquí cuando visitaba la ciudad y nos dejaba algo". La sociedad cuenta con más de cien socios, la mayor parte gente mayor, que han ido dándose de baja durante el año pasado. Los estatutos dicen que cualquiera que deje de pagar las cuotas tres meses seguidos causa baja automáticamente. "Ahora creo que verdaderos socios puede no haber más de 80", reconoce.

La sociedad ya sufrió cuando tuvo que mudarse de su anteiror loca, en el número 53 de A Gaiteira, pero esto le da la puntilla. "Acudimos al Ayuntamiento, y obtuvimos buenas palabras, pero nada más. En cambio, sostienen al Círculo de Artesanos. Yo lo entiendo. Es un inmueble histórico, en el centro de la ciudad", añade el presidente, que lleva muchos años en la sociedad, ocupando diversos cargos. "A Gaiteira es como un pueblo dentro de la ciudad, pero todos los sitios como este se mueren lentamente". El viernes, con la entrega de las llaves, y con la pandemia aún dejando sentir sus efectos, la historia de la Sociedad Recreativa e Instructiva de A Gaiteira puede haber llegado a su fin. 

Una orden de desahucio amenaza con acabar con más de 60 años de historia de la Sociedad Recreativa de A Gaiteira