Inglaterra pasa con un penalti para la polémica

Momento en el que Kjaer empuja la pelota a su propia portería para el empate a un gol | efe
|

Inglaterra necesitó de una prórroga, un penalti más que dudoso (por no decir inexistente) y un esfuerzo tremendo para imponerse a la correosa y entregada selección de Dinamarca y citarse con Italia en la final del domingo.


Como se esperaba, Soutghate puso en liza a Inglaterra con defensa de cuatro y con Bukayo Saka como titular, para buscar la primera final de su historia en un gran torneo en 55 años.


Los daneses, sin la presión del equipo local, salieron ‘con todo’ el arsenal disponible para medirse a la potente selección británica en un Wembley abarrotado de seguidores ingleses en clara superioridad antes los aficionados nórdicos.


De poder a poder

Los ‘visitantes’ pegaron primero. Mikkel Damsgaard, una de las revelaciones de la Eurocopa, tuvo el honor de ser el primero en marcar a la selección inglesa con un tremendo lanzamiento de falta a la media hora, pero los hombres de Southgate, que quedaron tocados unos minutos, supieron rehacerse.


Aunque Dinamarca no perdió la cara al choque, en un arranque ofensivo el cuadro inglés empató, a los 39 minutos, con un autogol de Simon Kjaer cuando trataba de evitar que un centro de Bukayo Saka llegara a Raheem Sterling. Con empate a un tanto se llegó al descanso.


La segunda parte comenzó con los mismos argumentos. Inglaterra quería la final y Dinamarca no se amilanaba. Pudo marcar el 2-1 por medio de Maguire el cuadro inglés pero respondían bien los daneses.

Jordan Pickford detuvo un buen disparo de Kasper Dolberg y sobre todo Kasper Schmeichel hizo una de las paradas del torneo para evitar el gol de Harry Maguire. Pero el marcador no se movió el partido se fue a otra nueva prórroga en esta Eurocopa.


Inglaterra puso más ataque y Dinamarca se empleó a fondo para defender el resultado en la prolongación.

Fruto de la insistencia, a los 103 minutos se señalaba un penalti (que el VAR no rectificó a pesar de que parecía claramente inexistente) sobre Sterling. El lanzamiento de Harry kane era repelido por el portero danés pero, en el rechace, el propio Kane anotaba el 2-1.


La selección ‘local’, que lo fue, se medirá a Italia en la final, de nuevo, con una aplastante superioridad en la grada. Veremos si en el ‘silbato’.



Inglaterra 2-1 Dinamarca
Inglaterra: Pickford; Walker, Stones, Maguire, Shaw; Phillips, Rice (Henderson, min.95), Mount (Foden, min.95); Saka (Grealish, min.69) (Trippier, min.105)., Kane y Sterling.
Dinamarca: Schmeichel; Maehle, Vestergaard (Wind, min. 105), Kjaer, Christensen (Andersen, min.79), Stryger Larsen (Wass, min67); Delaney (Jensen, min.88), Hojbjerg; Damsgaard (Poulsen, min.67) Dolberg (Noergaard , min.67)y Braithwaite.    
Goles: 0-1, min.30: Damsgaard. 1-1, min.38: Kjaer, (pp). 2-1, min.104: Kane.
Árbitro: Danny Makkelie (NED) . Amarillas a Maguire (49’) y Wass (72).

Inglaterra pasa con un penalti para la polémica