Las bodas vuelven con más fuerza en A Coruña tras el parón del covid

Espacio montado para celebrar el banquete de una boda en la Finca Montesqueiro | pedro puig
|

El fin del estado de alarma, la relajación de las restricciones y la vacunación supusieron un alivio para el sector de las bodas en A Coruña, tras el parón durante los meses más duros del covid.

Así lo señalan empresas de organización de eventos y lugares de celebración en A Coruña. “Las bodas ya no se mueven, la gente se quiere casar con las restricciones que haya”, asegura la directora del Grupo Montesqueiro, Lucía Cidón.

Este auge también lo notan desde el Ayuntamiento de A Coruña, que celebra de media entre siete y nueve bodas por semana. En concreto, más de 60 parejas formalizaron su matrimonio en María Pita este año, frente a las 18 a la altura de junio de 2020.

La cifra se acerca a los niveles precovid e, incluso, puede superarlos. Si se sigue con este ritmo, se alcanzarán más de un centenar de bodas en julio, cuando en ese mismo mes de 2019 había 89 enlaces formalizados.

Los enlaces aplazados son los grandes protagonistas de este aumento, aunque el alivio en las medidas animó a nuevas parejas a dar un paso adelante.

Desde la empresa coruñesa de organización de bodas Luz Verde, su gerente, Rocío Vázquez, calcula que un 30% de las contrataciones son nuevos clientes frente al 70% de ceremonias aplazadas. Este porcentaje aumenta en los lugares de celebración. Desde el Pazo de Cela (Cambre), Vanessa Salgado indica que las cifras están muy igualadas.

El sector señala que el ambiente general es de optimismo. “La gente está deseando casarse después de tanto esperar y en eso notamos un avance”, señala Juan Cotelo desde la empresa de organización Mökki Eventos.

El tema de la vacunación ayudó a generar un ambiente de confianza. “El año pasado se hacían bodas muy pequeñitas y con poca gente mayor, pero ahora vienen todo tipo de personas”, subraya Salgado y añade que la mayoría de las parejas tienen al 70% de sus invitados vacunados.

Desde el sector coinciden en lanzar un mensaje de optimismo ante las buenas previsiones de cara al año que viene. “La gente ya está más optimista y estamos teniendo muchísima demanda para el año 2022”, señalan desde el Grupo Montesqueiro.

Asimismo, desde Luz Verde también animan a las parejas a celebrar, pero piden responsabilidad individual porque “nos viene bien a todos”.

Las bodas vuelven con más fuerza en A Coruña tras el parón del covid