Diego Llorente: “Las horas iniciales fueron demoledoras”

El zaguero, durante su comparecencia de prensa | efe
|

Diego Llorente, central español del Leeds, repasó todo lo vivido desde que el martes dio positivo en coronavirus en un test PCR, abandonó en ambulancia la concentración en horas que confesó “fueron demoledoras” y de “frustración”, y lanzó un mensaje de concienciación dirigido, especialmente, a los más jóvenes.


“Es complicado de describir”, aseguró cuando recordó uno de los peores momentos que ha podido vivir como futbolista cuando le comunican su positivo y debe abandona la concentración de la selección. “Si soy sincero no sabía qué pensar, apenas dormí, no dejaba de darle vueltas”.


“Es un virus que te puedes contagiar en cualquier momento pero aquí hay un control estricto, todos cumplimos con las normas y no había estado en contacto muy estrecho con Busquets. No le encontraba una explicación. Al final, apoyándome en mi gente, en mi familia, en mi mujer, lo superé pero las primeras horas fueron demoledoras, verte fuera por algo que no controlas, con frustración. Por suerte no presenté síntomas e intenté sacar lo positivo hasta de lo complicado”, agregó.


Falso positivo

Sin presentar síntomas ni encontrarse mal, intentando mantener la forma entrenando confinado en su domicilio, recibiendo noticias positivas de sus test, todos negativos desde el miércoles, Diego Llorente fue trabajando con el objetivo de poder estar en la Eurocopa.


“Sobre todo los dos primeros días fueron complicados, de mucha frustración. Sabía que lo importante en el fondo era que me encontraba bien, que no tenía ningún síntoma y era un afortunado porque hay mucha gente que lo ha pasado muy mal”, reflexionó.


Dentro de mi situación, perderme esta cita por la que llevo trabajando mucho tiempo y por mi familia que me ha ayudado mucho a estar aquí, era muy duro. Cuando se confirma que es un falso positivo, vuelvo con muchas más ganas aún que el día 31 y deseando ayudar a la selección”, confesó.


Tras el mal trago vivido, Diego Llorente lanzó un mensaje a la sociedad, especialmente dirigido a los más jóvenes, para que no se levante la guardia ante el virus hasta que todos estén vacunados.


“Este virus es muy serio y todavía no se ha ido. Hay que mandar un mensaje a todos, incluido a los jóvenes que lo relativizan más y no le dan tanta importante de que sigue ahí, no ha pasado y hay gente que lo está pasando muy mal. Hasta que todos no estemos vacunados hay que pensar que es algo serio con el deseo de que acabe cuanto antes”, afirmó.


Diego regresó a su casa de Madrid tras su positivo, hizo carrera en su cinta de correr, trabajo de fuerza en un pequeño gimnasio que tiene.


Siguió trabajando

“Me siento un privilegiado y he podido seguir con la preparación de estos días, igual no al mismo nivel que con mis compañeros pero a buen nivel, no va a notarse en nada que he estado fuera tres días”, aseguró listo para jugar ante Suecia si lo considerase necesario el seleccionador Luis Enrique Martínez.


De momento no ha sido vacunado. Al regresar en la tarde del viernes y estar cerca el estreno en la Eurocopa se lo han desaconsejado los médicos de la selección. “Todavía no hemos concretado la fecha porque no es conveniente hacerlo hoy (por ayer) por algún posible efecto secundario, pero está previsto que me vacune”.


Pese a los malos momentos que ha pasado, Diego Llorente sacó una conclusión final optimista. “El positivo de Busi cayó como un jarro de agua fría. Después de muchas pruebas y test, con el control exhaustivo, el virus se manifiesta cuando se manifiesta y es complicado cogerlo a tiempo. Gracias al control que llevamos a rajatabla es un positivo que no se ha traducido en mayores hasta el momento”.


De todas las personas que conforman la selección española, Llorente resaltó una en especial, el doctor Juan Cota, que fue quien le comunicó su positivo por coronavirus y la persona que ha estado día y noche pendiente de su evolución.

Diego Llorente: “Las horas iniciales fueron demoledoras”