Ian Mackay: “Es el reto más importante de mi carrera”

El cancerbero, durante la tanda de penaltis del playoff de ascenso | @CESabadell
|

El Deportivo confirmó ayer la contratación del portero coruñés Ian Mackay, que se despidió el miércoles en redes del Sabadell, y que ficha por dos temporadas, convirtiéndose en la tercera incorporación, tras los anuncios de Menudo y Diego Aguirre.


El cancerbero reconoció que el regresar al Deportivo supone para él un reto a nivel deportivo que tenía ganas de poder cumplir.


“Me voy al equipo que me vio nacer, soy de la cantera del Depor desde pequeño, tengo la misma espina clavada cuando vine a Sabadell, que es que puedo demostrar que puedo ser el portero del Depor. Quiero aceptar ese reto porque para mí es un reto importante, por no decir el más importante de mi carrera”, indicó en declaraciones en el canal de Youtube oficial del Sabadell.


Más allá de categorías

Ian Mackay rechazó ofertas de Segunda y de mayor cuantía (alrededor del doble) que la que le ofreció el Deportivo, pero aseguró que en su decisión había pesado el aspecto emocional.


“Ya no estamos hablando de categorías, ni de dinero, ni nada. Es un reto que para mí es muy ilusionante, para mi familia es volver a casa y es una espina que tengo, la más grande, desde hace muchísimo tiempo”, admitió.


Canterano de regreso

El portero coruñés, de padre escocés y madre herculina, comenzó a jugar al fútbol en el Silva SD, de donde fue reclutado por el Ural CF.


Con 15 años fue fichado por el RC Deportivo, al que perteneció durante seis temporadas, desde 2001 hasta 2007.


Mackay debutó con el Fabril aún en edad juvenil, en la temporada 2004-05. El curso siguiente se hizo con la titularidad del filial (28 partidos, 15 goles encajados). Jugó cedido en Segunda B en el AD Ceuta, y el CD Universidad de Oviedo. Mientras, en el Fabril solo jugó en Tercera, 30 encuentros, en los que recibió 18 goles.


En 2006, a las órdenes de Caparrós realizó la pretemporada con el primer equipo, que repitió en 2007 con Lotina, tras la cual fue traspasado al Vecindario ese verano.

Ian Mackay: “Es el reto más importante de mi carrera”