Los futuros cambios en el bus urbano se realizarán a medio plazo y para reestructurar las líneas

Vista de la línea 14, la más usada de todas las rutas del bus urbano coruñés | Patricia G. Fraga
|

Desde hace unos meses, desde el Ayuntamiento se han ido dejando entrever varios cambios en las líneas del bus urbano que, sin ser la reestructuración profunda que se anhela desde hace varios años, sí que traerán consigo diversas novedades, aunque la idea es estudiar a fondo estos cambios, por lo que su instauración se podría retrasar hasta después del verano.

Ya hace unos meses, el concejal de Urbanismo e Mobilidade, Juan Díaz Villoslada, anunciaba durante un pleno novedades a instaurar en las líneas 11 y 21. El pasado jueves, añadía a esta reestructuración la línea 14, para la que también auguraba modificaciones futuras.

A estas, el edil sumaba lo que denominó como “conformación dunha nova liña” que una los entornos de Pocomaco y Novo Mesoiro con el del Materno y el Chuac.

Los cambios no se prevén en el corto plazo, sino que habrá que esperar hasta después del verano y tampoco serán radicales, sino que serán más bien circunstanciales.


La previsión es que antes de efectuar modificaciones se implante la plataforma reservada de Juan Flórez


Esto quiere decir que se actuará en líneas y momentos concretos. En el caso de la línea 11, por ejemplo, se explicaba a principios de año que se estudiaba la idea de una modalidad “express” que actuara en horas concretas, saltándose algunas paradas, para hacer más rápido el viaje entre la plaza de Pontevedra y el centro comercial Marineda City. También se baraja la idea de dar cobertura, en horas punta, a más viales del polígono de A Grela.

Así, se estudian más ideas similares para otras líneas, tratando de optimizar las conexiones de la ciudad. Esto en el medio plazo, ya que el propio concejal anunció en el pleno del jueves que ya se está trabajando con miras más largas, en concreto hacia el fin de la concesión actual, en 2024, dando ya los primeros pasos de la futura licitación.


Más usuarios


En las líneas que más se está pensando ahora son las que más usuarios tienen, ya que la 14 es la más usada de la ciudad y la 11 la tercera, según los datos de 2020 de la Compañía de Tranvías.

En concreto, y a pesar de las bajadas por el covid-19, la línea 14 fue utilizada por más de 1,6 millones de personas, mientras que la 11 la usaron más de 1,2 millones. Las cifras de la 21 se mueven entre los 400.000 y 600.000 usuarios, pero es la única de las rutas del bus urbano coruñés que comunica el populoso barrio de Novo Mesoiro con el resto de la ciudad, ya que otras líneas, como pueden ser la 23 o la 23-A se quedan a las puertas del periférico barrio herculino.


Juan Flórez


Además de contar con la opinión ciudadana, para los cambios también será necesario el beneplácito de la concesionaria del bus, la Compañía de Tranvías.


Mientras tanto, la idea es seguir avanzando en otro proyecto para el bus urbano, la plataforma reservada de Juan Flórez, que permitirá un carril en sentido contrario al actual para este tipo de transporte y que desde María Pita esperan que se ponga en marcha antes que las reestructuraciones de líneas. 




1,6  MILLONES

de pasajeros contabilizaba la línea 14 durante el pasado año 2020, a pesar de la bajada de uso provocada por la pandemia de coronavirus
1,2 MILLONES

de usuarios contaba la línea 11 en 2020, la tercera más usada, por detrás de la 14
y la 6, pero por delante de la 4 y de la ruta universitaria
500.000 USUARIOS

tenía la línea 21 durante el 2020, lo que hace que sea una de las menos usadas, pero la única que da cobertura al barrio de Novo Mesoiro


Los futuros cambios en el bus urbano se realizarán a medio plazo y para reestructurar las líneas