La “relajación” de las restricciones anima a los coruñeses a “reencontrarse” en la hostelería

Las cafeterías y restaurantes de la ciudad y de Oleiros volvieron a acoger las reuniones de hasta diez no convivientes en sus exteriores | Pedro Puig
|

El alivio en las restricciones, unido al sol y el ascenso de los termómetros, animó a los coruñeses a salir a la calle y a reunirse con aquellos amigos y allegados con los que, teniendo en cuenta las medidas establecidas para evitar la expansión del coronavirus, no coincidían desde hacía meses, con lo que para muchos este sábada, quedará en el recuerdo como el de los “reencuentros” en A Coruña. Hasta seis no convivientes en el interior de los establecimientos, con una ocupación más del 50%, y diez en las terrazas, al 75%, de acuerdo con la norma de la Xunta.


Un respiro y una alegría para los clientes y una oportunidad para los empresarios de la ciudad y su área metropolitana, que volvieron a llenar sus negocios para, con las correspondientes medidas sanitarias, calentar motores de cara al verano de 2021. El que muchos ven como el de la esperanza para dejar atrás la crisis iniciada hace quince meses.


En el caso de Oleiros, tras dos semanas en nivel alto por el número de casos activos y la protesta de los hosteleros, las terrazas se llenaron para disfrutar del sábado, aunque con todas las precauciones frente al covid-19.

La “relajación” de las restricciones anima a los coruñeses a “reencontrarse” en la hostelería