La avalancha de las mascarillas

|

Ahora que empezábamos a dar pasos decisivos para erradicar el plástico de nuestras vidas y hasta habíamos interiorizado lo de ir con bolsas de tela y tarteras al super viene una pandemia y nos obliga a llevar a diario mascarillas y guantes de un solo uso. Y todo vuelve a empezar. El volumen de material que habría que reciclar es prácticamente inasumible y con la particularidad de que es potencialmente peligroso, por el posible contacto con el virus. Habría que tratarlo de forma independiente, pero todos sabemos que, en el mejor de los casos, las mascarillas acaban en el cubo de la basura. Y en el peor, en la calle. FOTO: una mascarilla en el suelo | efe

La avalancha de las mascarillas