Méndez y Toxo afirman que Báñez no quiere abrir una negociación con ellos

Méndez y Toxo se reunieron ayer con Fátima Báñez efe
|

Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, aseguraron ayer que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, declinó abrir con ellos un proceso de negociación sobre las reformas aprobadas por el Gobierno.

Los dirigentes sindicales realizaron estas declaraciones en una rueda de prensa en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, donde la titular del departamento, Fátima Báñez, se reunió con ellos por primera vez tras la huelga general que convocaron el pasado 29 de marzo contra la reforma laboral.

Tras dos horas de reunión, Méndez lamentaron que no \“haya tenido eco\” y haya quedado en \“vía muerta\” la demanda sindical para llegar a un gran acuerdo para el empleo y el crecimiento y la preservación del los derechos sociales.

Toxo lamentó que se \“desprecie\” su propuesta sindical y dijo que el Gobierno confirmó ayer que \“confía en sus propias fuerzas y rechaza la oferta de cooperación de las organizaciones sindicales\”.

Al respecto, añadió que ante una \“situación excepcional\” es necesario que existan otros agentes además del Gobierno para \“afrontar la situación desde un consenso fuerte con los actores económicos y las fuerzas sindicales\”.

Toxo fue tajante a la hora de señalar que no están \“ante una recomposición del diálogo social\”, si bien apuntó que no se sabe si mejorará el tono de las conversaciones en el futuro.

Según el líder de CCOO, la falta de una respuesta positiva por parte del Gobierno hace que las manifestaciones convocadas para el 29 de abril se mantengan \“con mayor necesidad de que tengan un seguimiento masivo\”.

Agenda > No obstante, ante la posibilidad de incrementar las movilizaciones, señaló que \“no hay razones\” para cambiar la agenda que los sindicatos han definido.

Por su parte, Méndez subrayó que el problema no está en que el Gobierno quiera reconocer el impacto de la huelga del 29 de marzo o de las manifestaciones, sino en que está \“obcecado\” y \“se le ha metido entre ceja y ceja que hay que aplicar la doctrina del shock y las políticas de recorte\”.

Destacó que los sindicatos no se sienten decepcionados después del encuentro, ya que \“se siente decepcionado aquel que tiene expectativas\” y los sindicatos no las tenían.

Insistió en que el Gobierno no puede \“regatear\” la representación democrática de los sindicatos que, según él, tienen derecho a participar en los mecanismos de información, consulta y diálogo.

Por este motivo, ambos líderes coincidieron en que volverán a hablar con el Gobierno cuando les llame, como según ellos les indicó ayer la ministra.

Méndez y Toxo afirman que Báñez no quiere abrir una negociación con ellos