El diseño del Ofimático contempla el traslado de la glorieta de Matogrande

|

Los cambios en Alfonso Molina ya han comenzado a surtir efecto. Desde el pasado miércoles la línea continua que impedía la incorporación a la N-550 a la altura de Palavea ha desaparecido. Para evitar demasiadas \“trenzas\” en el tráfico se ha pintado línea continua en el carril de la izquierda. Parece que todo fluye mejor.

Para los próximos días está previsto que se acometan los cambios en la incorporación desde la avenida hacia la carretera de acceso a Pocomaco, en la glorieta situada ante el edificio Proa.

en tres fases

Pero los planes para este complicado nudo, que acaba por colapsar toda la avenida e incluso la salida de la autopista en momentos críticos, son a medio y largo plazo.

En la tercera fase del desbloqueo de los accesos desde Alfonso Molina a Pocomaco la rotonda desaparece

En la primera fase, que se completará a lo largo de noviembre, se pintarán dos carriles en el tramo final del lazo, justo antes de la glorieta. El desdoblamiento se hará a costa de achicar el arcén y, por supuesto, de prohibir de forma tajante y coercitiva que los coches aparquen en los márgenes de la carretera, tal y como sucede ahora.

Además, se cambiarán la preferencias de la propia rotonda para que los que acceden desde Alfonso Molina no tengan que ceder el paso como está estipulado en la actualidad. Con todo esto se logrará ensanchar el cuello de botella que supone la actual configuración, a la par que se retrasa unos metros fundamentales el doble acceso a la carretera que conduce hacia Pocomaco.

Pero el embudo seguirá un poco más atrás. En una segunda fase, a medio plazo, se contratará una obra para rellenar el ancho del lazo, ampliar la plataforma, y extender el doble carril a lo largo de toda la curva, desde su nacimiento en la propia avenida de Alfonso Molina.

Aunque no hay nada presupuestado, el departamento municipal de Movilidad confía en que para entonces –ya acabada la Tercera Ronda– el Ministerio de Fomento haya proyectado ya la ampliación de la avenida, con lo cual se lograría una prolongación natural de la salida de la autopista con doble carril hasta la misma puerta del polígono industrial.

retranqueo

Pero el toque de gracia definitivo a los atascos y retenciones en este punto viene preparado en el proyecto de urbanización del Parque Ofimático, que contempla el retranqueo de la glorieta hacia atrás y hacia a la derecha, vista en sentido entrada.

El hecho de que la rotonda tenga que dar servicio a quienes van a Matogrande y a quienes quieran acceder al nuevo barrio del Ofimático obligará a construir una glorieta de alta capacidad, que a su vez se apartará del camino de los accesos a Pocomaco, Someso, el Coliseo y la áreas comerciales aledañas.

Aventurarse a dar fechas es muy arriesgado, pero el crecimiento natural de todas estas zonas, sumado a la inminente entrada en servicio del polígono de Vío hacen pensar que más pronto que tarde los responsables tendrán que empezar a pensar en serio en llevarlo a cabo. n

El diseño del Ofimático contempla el traslado de la glorieta de Matogrande