Pues al final la selectividad no era tan fácil como se esperaba

|

Visto el porcentaje de alumnos gallegos que aprobaron la selectividad, parece que no era tan fácil como ellos se esperaban. Ni el temario reducido ni la posibilidad de combinar las preguntas de las dos opciones de los exámenes han sido suficientes para que, al menos, se iguale el número de aptos. Si el año pasado alcanzó el 91 por ciento, este se queda en un 87,9 por ciento, que no está mal, pero podría estar mucho mejor. Que conste que los chavales, que igual se lo olían, ya habían puesto la venda antes de la herida. Que si no haber podido repasar de forma presencial les iba a pasar factura, que si las mascarillas y los geles hidroalcohólicos les desconcentraban... Lo de que se habían relajado durante el confinamiento ninguno lo dijo porque no hacía falta. FOTO: un examen de selectividad | aec

Pues al final la selectividad no era tan fácil como se esperaba