De represión a simple corrupción

|

después de que la Policía detuviera a los cabecillas económicos de la secesión se montó algo de algarabía en las calles catalanas. Ardieron algunos contenedores y se acusó, de nuevo, al estado de ser un represor. Ayer, con los ánimos mal calmados, los líderes de Esquerra, formación en la que militan muchos de los detenidos, reconocieron con la boca pequeña que se trata de una trama de corrupción y no de un intento de acallar la voluntad catalana de independencia. Es más, aseguran que actuarán con contundencia en el caso de que se comprueben las acusaciones de corrupción. Ya lo veremos. FOTO: Rufián, portavoz de ERC en el congreso | aec

De represión a simple corrupción