El horror de las extensiones chinas

|

El de las extensiones de cabello es un mercado que, al parecer, mueve millones en todo el mundo. Y los chinos son los principales fabricantes, aunque vendan sus productos como “cabello humano brasileño virgen sin procesar”. Este engaño no es, ni de lejos, lo peor de la historia. Se ha descubierto que en pleno siglo XXI parte de la mano de obra de esta industria sale de campos de internamiento donde están retenidos miles de musulmanes uigures. Y en ocasiones, incluso el pelo se lo han cortado a las mujeres de esos campos. Para pensárselo mucho antes de comprarse un postizo. FOTO: extensiones chinas confiscadas en eeuu | efe

El horror de las extensiones chinas