A Urgencias por lesión deportiva

|

estamos haciendo tonterías por encima de nuestras posibilidades. Será cosa del confinamiento o de que nuestra verdadera naturaleza se ha abierto paso. La cuestión es que desde que se permite hacer deporte al aire libre unos han recuperado el chándal de tactel, otras, las mallas que tenían en el cajón todavía con la etiqueta puesta y se han lanzado a las calles. Resultado: un aumento de las visitas a Urgencias... por lesiones. El que no se ha torcido un tobillo tiene una rotura de fibras y el de más allá, una tendinitis. Cómo será la cosa que los gimnasios se han visto obligados a ofrecer clases de calentamiento online. FOTO: una corredora | efe

A Urgencias por lesión deportiva