Un look que eclipsa cualquier mensaje

|

a ver, sabemos que los tiempos han cambiado, la exigencia en cuestiones estilísticas se ha rebajado y ahora la libertad personal se pone por delante de cualquier norma de protocolo, pero lo de ir al Congreso echándote encima lo primero que encuentras en el armario no vale. El look del ministro de Universidades de ayer no hay por dónde cogerlo. Lo malo de intentar combinar la camiseta de los conciertos con un traje que parece un par de tallas más grande para reivindicar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres –ojalá más políticos como él en esta lucha, por otra parte– es que resulta tan chirriante que el mensaje se pierde. FOTO: castells

Un look que eclipsa cualquier mensaje