La Policía Local llena un camión con 40 bultos de ropa abandonada en el mercadillo de A Sardiñeira

Mercado de A Sardiñeira
|


Al término del mercadillo de A Sardiñeria, la Policía Local tuvo que llamar a un camión para que retirara toda la ropa que habían dejado abandonada en la explanada y la zona aledaña. Casmisa, blusas, pantalones... parecían esparcidos por todas partes como si hubiera pasado un vendaval, así como objetos d elo más variopinto, como cuadros, zapatos o electrodomésticos variados. Se llenó hasta los topes un camión, con 40 bultos cuyo destino era la planta de reciclaje de Nostián.


Cada vez que se celebra el mercadillo de A Sardiñeira, se congregan también individuos, muchos de ellos de origen rumano, que se dedican a la venta irregular de ropa usada, muchas veces rescatada de los contenedores de basura. Se trata de una actividad ilegal que a veces suscita las protestas de los propios vendedores, que recuerdan que tienen que pagar un canon al Ayuntamiento para trabajar en A Sardiñeira. A pesar de que todo el género que venden está usado, sucio o roto, los bajos precios (apenas unos céntimos) atraen siempre a la clientela. La Policía Local trata de desanimarlas como puede, confiscándoles la mercancia pero, como ellos la obtiene gratis, no resutla un gran perjuicio. Las sanciones tamopco surten el efecto deseado, porque muchos de ellos se declaran insolventes.





La Policía Local llena un camión con 40 bultos de ropa abandonada en el mercadillo de A Sardiñeira